Puebla, Pue. Con el plan parcial del Centro Histórico que emprendió el ayuntamiento en el 2016 para repoblar en un plazo de 15 años esa zona, casonas y edificios de 20 años de antigüedad registran mayor plusvalía, de hasta 30%, debido a que se construyen complejos nuevos, destacó la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) delegación Puebla.

Carolina León Soriano, presidenta de AMPI, comentó que las nuevas inversiones de desarrolladores en complejos verticales han traído beneficio para quienes tenían propiedades en la zona y que en muchos de los casos las tenían deshabitadas o en completo abandono.

Mencionó que este auge por regresar a vivir al corazón de la ciudad es positivo, ya que implica detonar más proyectos habitacionales, y que quienes tenían propiedades sin sacarle provecho ahora tomen la iniciativa por remodelarlos para vender o rentar espacios, sobre todo en el último caso para estudiantes que provienen de otros estados y que buscan un lugar céntrico.

Dijo que un departamento de 15 años de antigüedad, que valía 450,000 pesos en la zona, ahora se oferta 30% más caro, mientras que uno nuevo oscila entre 700,000 y 900,000 pesos dependiendo de su tamaño, ubicación y en qué nivel se encuentre del edificio.

El gobierno municipal encabezado por Antonio Gali Fayad impulsó el plan parcial en el 2016, que consiste en invitar a los constructores a que edifiquen vivienda vertical y el ayuntamiento ayuda como intermediario con los dueños de inmuebles para que se logre una negociación satisfactoria, para que regresen a vivir 250,000 personas a la zona en un plazo de 15 años, para lo que se proyectó una construcción de 34,000 casas verticales.

Lento repoblamiento

León Soriano admitió que van lentos en la meta de generar nueva oferta de vivienda, pero que al menos se emprendió por los constructores, quienes ven un nicho de mercado, aunque se complica porque hay dueños de casonas que insisten en encarecer hasta 200% sus propiedades, cuando las condiciones en que se encuentran no justifica su alto costo.

Expuso que en este año se construirán cinco edificios que generarán entre 100 y 120 espacios que estarán en los alrededores de la zona centro y a 10 minutos caminando hasta el zócalo.

Comentó que del 2016 al 2018 se construyeron 1,200 departamentos, cantidad que es poca si se tiene una meta de 34,000 espacios en 15 años.

Puntualizó que la zona ya no da para hacer casas solas o un fraccionamiento porque deja de ser negocio para el constructor, aunado a que la tendencia es la oferta vertical.

Sobre los inmuebles viejos que podrían ser reutilizados para hacer edificios habitacionales, explicó que se ofertan entre 10 y 15 millones de pesos, lo cual es recuperable para los desarrolladores entre ocho y 10 años, cuando se construyen departamentos con un valor de 1.5 millones o 2 millones de pesos, mientras que por la renta de oficinas y locales el retorno de la inversión tarda 15 años o más.

Indicó que desarrolladores de Querétaro, Hidalgo y la Ciudad de México tienen en la mira a esta zona de la angelópolis para detonar proyectos en lo resta del presente año.

[email protected]