Tijuana, BC. Care Fusion, una empresa del ramo de productos médicos -ubicada desde hace más de 20 años en Tijuana-, que inició con apenas 50 trabajadores, suma casi 4,000 empleados y una producción de 1 millón de sets intravenosos por día.

El corporativo decidió hace 20 años apostar por Tijuana, debido a la estrategia de tener operaciones cerca de San Diego, donde se concentra la parte de diseño y aquí la parte operativa: la manufactura , indica Martín Vázquez, vicepresidente de Manufactura de Care Fusion.

En un principio, comenzó como Alaris-Cardinal Health, para luego convertirse en Care Fusion, la cual fabrica dispositivos intravenosos que administran el medicamento en los pacientes de todas las edades, desde bebés hasta personas mayores.

Su producción actual asciende a 1 millón de sets de administración intravenosa al día, lo que representa 40% de la demanda mundial, afirma. Asimismo, se producen más de 2,000 diferentes piezas; todas, bajo un riguroso proceso de calidad, dado que se introducen en el cuerpo humano, por lo que deben contar con certificaciones aprobadas por la Food and Drug Administration de Estados Unidos.

COMPAÑÍA BINACIONAL

La compañía es pionera en el concepto de región binacional, porque en San Diego está la parte de diseño e investigación y en Tijuana, la operatividad .

Care Fusion se encuentra en una planta de 250,000 pies cuadrados dentro del parque Industrial El Florido, al este de la ciudad, desde donde se produce 25% de las ventas totales del corporativo, mismas que se reportan en 3.4 billones de dólares anuales.

Pero no sólo creció en personal, sino también en capacidades, ya que evolucionó de trabajar bajo un modelo de centro de costos a funciones de ingenierías, calidad, materiales, logística, finanzas, y fue de las primeras empresas en Tijuana en tener a mexicanos ocupando puestos directivos.

VAN POR MERCADOS EMERGENTES

La tendencia del corporativo ahora no es incrementar el número de plantas, agrega Martín Vázquez, sino optimizar las ya existentes y acercarse más a sus mercados, por lo que, en ese sentido, la planta de Tijuana está muy bien posicionada con una meta de crecimiento de entre 8 y 10% al cierre de este 2012.

Lo importante es integrar nuestra cadena de abastecimiento, generar proveeduría local. La verdad es que hoy compramos cerca de 60 millones de dólares fuera de México; de esos 60, cerca de 20 millones, relacionados a componentes de moldeado que bien podrían hacerse aquí , afirma.

El Vicepresidente de Manufactura refiere que otra estrategia a trabajar será voltear hacia los mercados emergentes como China y Brasil, debido al panorama económico que ha golpeado el mercado europeo.

[email protected]