A partir de este jueves el municipio de Querétaro y ONU-Hábitat trabajarán de manera conjunta para construir una política pública que lleve a la ciudad a ser un referente en materia de planeación y desarrollo sostenible, con miras al 2031.

Así lo dio a conocer el alcalde, Marcos Aguilar Vega, junto al representante de ONU-Hábitat, Pablo Vaggione, durante la inauguración de la oficina que tendrá el organismo en la ciudad.

La llegada de la ONU a Querétaro da continuidad al convenio de cooperación signado por ambas autoridades en mayo de este año, quienes trabajarán para materializar el proyecto municipal Q500, diseñado por el Instituto Municipal de Planeación (Implan), que pretende generar un plan de acción territorial transexenal, mediante la sinergia entre la sociedad y el gobierno.

Oficialmente empezamos a caminar juntos para que los objetivos del desarrollo sostenible y la nueva agenda urbana sean una realidad en Querétaro , manifestó Vaggione, quien destacó que las acciones emprendidas por el municipio llevan a Querétaro a ser líder en la creación de una nueva ciudad bajo los objetivos del desarrollo del milenio.

Afirmó que, bajo esta visión, la ciudad deja de ser vista como un elemento con problemas que se deben resolver y es observada como una herramienta para mejorar la condición socioeconómica de sus habitantes.

Esta oficina hará que estos principios y buenas voluntades lleguen al nivel de la calle y de los hogares de los ciudadanos (...) No es tarea de un sector o de un actor del gobierno, es una tarea de todas las esferas del gobierno, pero también del sector privado y la sociedad civil , dijo.

El alcalde destacó que la pasada reunión de ONU-Hábitat dio como resultado una declaración que revolucionará el concepto de desarrollo urbano y trazará una nueva agenda urbana.