Puebla, Pue. Para el 25 de enero, cuando terminará el confinamiento de un mes ordenado mediante decreto por el gobierno estatal debido al alza de contagios de Covid-19, 290 restaurantes no regresarán al quebrar y, con ello, 2,500 empleos se pierden. 

La presidenta local de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, dijo que estos cierres durante el segundo paro prologando ha resultado negativo, porque negocios de 40 años de tradición están entre los afectados por esta contingencia sanitaria. 

Dijo que, si bien los estímulos fiscales que ofreció la administración estatal encabezada por Miguel Barbosa Huerta son buenos para la reactivación económica, tampoco son suficientes cuando los negocios del sector están operando en números rojos. 

Comentó que haber cerrado en la temporada decembrina vino a agravar más la crisis económica en que están sumergidos desde que inició la pandemia a finales de marzo pasado. 

Falta estrategia  

Reiteró que falta una mejor estrategia de las autoridades para mitigar los contagios, ya que obligando a parar negocios no es la solución porque van de por medio empleados y sus familias. 

“Lo que necesitamos es vender, solo eso; no podemos seguir cerrados. Las personas no quieren comida para llevar, quieren ir a los restaurantes, donde cumplimos con todas las medidas sanitarias, tan es así que ninguno de los más de 700 socios ha reportado contagios de Covid-19 entre sus empleados desde que inició la pandemia”, ahondó. 

Admitió que la quiebra de negocios seguirá en esta pandemia sino reabren al 30%, porque de lo contrario no solo sale perjudicado el dueño sino el personal que no tiene otro modus vivendi. 

Méndez Juárez manifestó la preocupación del sector por el cierre de restaurantes longevos, al citar el caso de la fonda “Qué Chula es Puebla”, con casi 100 años de antigüedad, cuyos dueños el martes pasado anunciaron que no podían más con la crisis económica ante la decisión de las autoridades por suspender negocios no esenciales. 

Dijo que en esta situación de posible quiebra están el 60%, al menos de los socios de la Canirac, por lo que llamó a las autoridades a que se cumpla con levantar el confinamiento el 25 de enero y no se prolongue, por lo mismo que urge reactivarse, aunque sea de manera parcial. 

Además, exhortó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ofrecer descuentos en el cobro del servicio, ya que aun cuando no están abiertos al público, siguen usando el suministro para los refrigeradores y luminarias, porque no pueden desconectar todo, ya que en las noches están los negocios a merced de la delincuencia.