La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, alojará el primer Laboratorio Nacional de Investigación de Nixtamalización del país, el cual contará con una inversión de más de 20 millones de pesos y la empresa Maseca proporcionará una máquina para hacer tortilla y mejorar la producción de este alimento.

Mario Enrique Rodríguez, coordinador del área de investigación, y Ramiro Pérez, director del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), sostuvieron una plática con Manuel Rubio de Maseca, quien les aseguró que contarán el apoyo de la firma.

Aunque en la creación del laboratorio participarán 10 grupos de investigadores de nixtamalización, pero no tienen un equipo completo para la caracterización de la masa y la tortilla.

México no tiene un laboratorio académico de investigación, la idea es tener un centro donde los investigadores puedan asistir a él y desarrollar sus proyectos , refirió.

En tanto, Octavio Paredes, especialista del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav)de Guanajuato, explicó que el problema de la nixtamalización en el país es la baja calidad de la tortilla y falta trabajar en la identificación de materiales genéticos de maíz que mejoren la calidad.

Proyecto

Participarían centros de investigación y universidades de Querétaro, ciudad de México, Guanajuato, Veracruz, Sinaloa, Sonora y Chihuahua, ?dijo, quienes estarían trabajando de la mano con la industria nacional.

La inversión inicial está en tres millones de pesos, porque ya tenemos un equipo de reología, que es patrocinado por MasAgro, además de plantas de nixtamalización y laboratorios de investigación , dio a conocer.

El proyecto se realizaría durante varias etapas, y concluirá en el 2014, aunque los resultados más exitosos están previstos para dentro de un lustro.

Mario Rodríguez enfatizó que en el marco del Congreso de Nixtalmalización, se ha manifestado que hace falta dar a conocer ?los productos alimenticios que pasan por un proceso de nixtamalización.

Agregó que tampoco se ha trabajado la genética del maíz.

[email protected]