Tijuana, BC. A casi tres meses del terremoto y tsunami que azotaron Japón, las empresas de ese país establecidas en Baja California, como Toyota o Kyocera analizan la posibilidad de generar proveeduría local, pero en un mediano y largo plazo, pues consideran que no es un proceso fácil.

En el caso de la planta Toyota, la cual fabrica pick up Tacoma, durante abril y mayo debieron suspender producción los días lunes y viernes, tiempo que aprovecharon para capacitar a sus más de 700 empleados.

Sí nos impactó y tuvimos días de no producción, apenas esta semana ya retomamos la producción a 100%, pero durante esos días tuvimos actividades de entrenamiento, limpieza, de apoyo a la comunidad; algunos tomaron vacaciones, pero nadie tuvo un impacto en su salario , comentó Joe Da Rosa, presidente de Toyota Motor Engineering & Manufacturing de Baja California.

Fue una interrupción de producción, pero lo vimos como una oportunidad para entrenar, educar y crecer la unidad de los trabajadores .

LAS METAS PERMANECEN, PORQUE CONTINÚA LA DEMANDA

El directivo mencionó que el retraso generado por la contingencia y que provocó falta de insumos se podrá recuperar a lo largo del año, mientras que la meta de producción planteada no se ha modificado.

Esto no es como en el 2008, cuando la economía no daba clientes; en este caso la producción se puede recuperar. Este año tenemos una meta de 50,000 unidades, mínimo, porque queremos producir más .

Joe Da Rosa indicó que la proveeduría local es algo que se añora y en la cual se trabaja en conjunto con el gobierno estatal, pero esto no se ve que se pueda realizar en el corto plazo.

Queremos traer proveedores, pero es muy difícil traerlos, necesitamos más tiempo para eso; tenemos, primero, que identificar al proveedor, si tiene habilidad de ingeniería y calidad; tenemos que certificarlos nosotros y eso lleva tiempo , puntualizó.

NO HAY MATERIAL ESPECIALIZADO

Para la empresa Kyocera, dedicada a la producción de semiconductores para celulares y paneles solares, hubo algunas dificultades para conseguir algunos insumos electrónicos, pero a decir de Jorge Rochín Castro, gerente general de la planta, no se ve muy factible generar proveeduría en la región.

Tuvimos dificultad para tener algunos de los insumos de nuestros artículos, específicamente los paquetes de semiconductores, porque le compramos a una planta que estaba localizada muy cerca del área afectada en Japón, pero de ahí en fuera no hubo mayores daños , afirmó.

Hemos estado tratando de generar proveeduría local, pero desafortunadamente el tipo de material que utilizamos es muy especializado y no es muy factible tenerlo en México; en Estados Unidos y China, tal vez, pero la mayoría viene directamente de Japón , acotó.

Según el directivo, Kyocera sólo tuvo algunos retrasos en la producción de estos paquetes electrónicos, pero ya se ha normalizado y la repercusión fue mínima.

TRABAJAN PROVEEDURÍA ELECTRÓNICA Y AUTOMOTRIZ

La Secretaría de Desarrollo Económico de Baja California se ha dado a la tarea de trabajar en esquemas de proveeduría para la industria, sobre todo después de la situación que desencadenó el terremoto en Japón.

Con Japón hemos tenido un acercamiento tremendo, han sido muy solidarios y ese mismo apoyo se les ofreció.

Las empresas japonesas lo que traen es el desarrollo de proveeduría local, están casados con eso y buscan beneficios a largo plazo , mencionó Paulo Alfonso Carrillo, subsecretario de Promoción Económica.

El funcionario refirió que se han establecido mesas de trabajo con la Asociación de Maquiladoras Japonesas y con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón para crear esquemas de proveeduría y capital humano dirigido a la industria electrónica y automotriz.

[email protected]