Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) local buscará con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) la colocación de 6,500 casas de interés social que se terminaron el año pasado en la zona metropolitana, pero no se vendieron, debido a la cancelación de subsidios.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente de la Canadevi, mencionó que al ser viviendas que cuestan 370,000 pesos y que representan una alternativa para los que menos ganan, y debido a la difícil situación económica del país, pedirán que se haga un descuento de 15% sobre el costo total, ya que no pueden estar mucho tiempo sin usar debido a que son susceptibles de invasiones.

Ante ello, consideró importante que el Infonavit dé celeridad a los trámites de quienes están interesados para disminuir esos riesgos, a fin de evitar afectar a los desarrolladores que invirtieron y corren el riesgo de perder.

Indicó que son 30 empresas las que hicieron ese lote de casas, las cuales mostraron disposición a que se ofrezca el descuento en la compra y que en este 2020 salga el nuevo inventario, sin contar otras 1,400 que fueron recuperadas de invasiones mediante procesos judiciales, tras cinco años.

Apoyos

Asimismo, confió en que se coloquen rápido para pensar en edificar otras 3,000 unidades de interés social este año; aunque no está claro cómo se entregarán los apoyos por el Infonavit a los que tienen créditos menores de 270,000 pesos para aumentar su monto, que con el esquema de subsidios pasado alcanzaban como máximo 370,000 pesos.

El presidente de la Canadevi indicó que esas casas económicas estarían dentro de la meta anual de 17,000 proyectadas para este año, por ello la necesidad de garantizar que el inventario salga rápido y no correr el riesgo de tener otro saldo sin estar vendido.

“Para los empresarios es más redituable construir casas o departamentos con un valor superior a los 500,000 y al 1.5 millones de pesos que una económica, ya que las pocas reservas de tierras que hay en Puebla para los próximos 10 años no permiten destinar en gran parte a vivienda social, que está dejando de ser negocio, pero también tenemos el compromiso social de apoyar a los que menos tienen para que se hagan de un bien inmueble”, explicó.

Señaló que las autoridades no ayudan al sector de la vivienda en generar más reservas de tierra como una previsión a futuro, y dejan que los desarrolladores se hagan cargo, cuando para ellos es más complicado, porque el metro cuadrado está encarecido en la zona metropolitana, donde se edifica 70% de la meta anual.

Insistió en que las pocas tierras son aprovechadas más para edificar oferta vertical en lugar de fraccionamientos, sobre todo en la Angelópolis y su zona centro, esto en apego al plan de repoblamiento que tienen las autoridades municipales en esta ciudad.

[email protected]