Para la diputada federal Guadalupe Murguía, la iniciativa de reforma constitucional para garantizar el matrimonio igualitario enviada por el presidente de la República tuvo fines electorales y ha provocado la división de la sociedad.

La legisladora de Acción Nacional expresó que las parejas de homosexuales y lesbianas ya cuentan con el respaldo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para casarse, por lo que considera que no existe urgencia en atender un tema que ha causado conflictos sociales.

Se presenta la iniciativa y esto polariza innecesariamente a la sociedad. Si una persona del mismo sexo quiere contraer matrimonio, puede hacerlo, en los estados donde ya está permitido o en cualquier otro, mediante la promoción de un amparo , precisó.

Aseguró que el propio presidente ha entendido como un error el presentar la iniciativa, situación que se demuestra en el poco respaldo que tuvo con los diputados emanados de su partido.

Prejuicios

La diputada manifestó que los matices de la iniciativa (llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo) no facilitan la discusión.

En este sentido, dijo no estar segura de si la población está lista para entrar al debate de las uniones entre personas del mismo sexo y las adopciones homoparentales.