Es necesario aterrizar en la práctica las investigaciones y los desarrollos tecnológicos que se llevan a cabo en los centros de investigación, urgió el representante de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) en el parque biotecnológico del estado, Carlos Regalado González.

El también profesor e investigador de la Facultad de Química de la UAQ dijo que de esta forma podrían generarse más empleos no sólo en el estado, sino a nivel nacional, además de que se reduciría la brecha social en el país.

La única forma de hacer que eso se aminore es generando nuestra propia tecnología, nuestros propios equipos o desarrollos, para que puedan ser operados por personal de aquí , sostuvo.

SECTOR EN CRECIMIENTO

Regalado González reconoció que el sector de biotecnología avanza, aunque no al paso que lo han hecho las industrias aeronáutica y automotriz.

El investigador atribuyó el crecimiento de ambos sectores (el aeronáutico y automotriz) a los recursos con que disponen y a los empleos que generan.

El sector aeronáutico está conformado por empresas transnacionales que lo han impulsado fuertemente. Ha contribuido la intervención del gobierno a través de la Universidad Aeronáutica, desarrollando técnicos e ingenieros; sin duda, eso ha venido a impactar fuertemente a las empresas, que de por sí ya traían mucha inversión , explicó.

En el caso del sector automotriz, detalló, Querétaro siempre ha tenido una vocación hacia la industria metalmecánica, lo cual se ha disparado con el desarrollo de nuevos materiales, aunque no cuenta con armadoras.

La biotecnología está un poco más rezagada, no ha habido un desarrollo tan explosivo como en los otros dos, pero ahí vamos. Tenemos que levantar este sector para que se hable más de nuestro estado, que es pequeño, pero impacta fuertemente a nivel nacional , agregó.

Carlos Regalado manifestó que la estrategia del clúster de biotecnología de la entidad consiste en impulsar el desarrollo de proyectos aparentemente sencillos pero propios, de tal manera que se puedan comercializar y obtener recursos de ellos.

Agregó que, posteriormente, la asociación apostará a la ejecución de diseños más elaborados a nivel producción, los cuales serían impulsados de forma conjunta con el sector empresarial.

Aparentemente, lo que mejor ha funcionado hasta ahora es la ingeniería, pero se dice ingeniería porque es lo que se puede aterrizar; detrás de todo eso hay ciencia , indicó el investigador.

De acuerdo con Regalado González, las empresas agrupadas en el clúster han observado en centro y América del Sur un mercado potencial para vender y exportar sus productos.

Hemos estado muy lejos de ellos, cuando es un gran mercado , consideró.

lourdes.duran@eleconomista.mx