Puebla, Pue. Empresas del sector textil que intentan recuperarse en lo que resta del año enfrentan el problema de que los bancos no quieren darles préstamos, complicando los planes de recuperar entre 3,000 y 5,000 empleos perdidos por la reducción de turnos y el cierre de 15 negocios.

Carlos Couttolenc López, presidente de la Cámara de la Industria Textil (Citex), delegación Puebla-Tlaxcala, comentó que toda intención de querer sobresalir se cae porque no tienen capital, pese a que lo han buscado con bancos desde que se agudizó la crisis económica por la pandemia de Covid-19.

Indicó que las fábricas no han logrado trabajar a 100% y así podrían mantenerse en el resto del año, cuando la expectativa era que el panorama económico mejorará a partir del segundo semestre, lo cual está lejos de visualizar.

Comentó que las 197 textileras afiliadas han realizado un esfuerzo grande por conservar 22,000 empleos, pero sin dinero suficiente para crecer en turnos, pese a que hay oportunidades en el exterior, donde están teniendo una recuperación más rápida.

Desafortunadamente, dijo, no hay las condiciones para que las empresas cerradas puedan reabrir y espera que no haya más casos en el sector poblano, el cual representa el segundo pilar de la economía poblana después de la industria automotriz.

Ventas y producción

Couttolenc López puntualizó que las empresas no tendrán la capacidad de absorber a la mano de obra dada de baja mientras no se recuperen 100% en ventas y producción.

“El sector se debe acomodar a la situación generada por la pandemia, pero es necesario el apoyo gubernamental, ya que muchas cosas dependen de éste para generar mejores condiciones y lograr una recuperación económica lo antes posible”, mencionó.

Indicó que los textileros serán precavidos para soportar lo que resta del año, pero es difícil que se abran nuevas plazas, porque tampoco las ventas han aumentado aun cuando las tiendas departamentales están regularizando pedidos de ropa de temporada.

Comentó que la tercera ola de Covid-19 cambia más los planes, porque se volverá a trabajar con menos personal, lo cual no es bueno.

El industrial consideró que estos vaivenes por la pandemia deben revertirse si la sociedad mantiene un comportamiento adecuado y apegado a las medidas sanitarias, para evitar una cifra alta de contagios.

estados@eleconomista.mx