La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Querétaro avaló la iniciativa de ley que regula los espacios 100% libres de humo de tabaco, aprobada por el Congreso local recientemente.

Sin embargo, el presidente de la Cámara, Eduardo de la Parra, sostuvo que es necesario que se aplique de manera correcta y pareja para todos los establecimientos.

Siempre va a haber clientes inconformes, pero es un tipo de ley para generar salud y evitar no nada más problemas hacia el comensal, sino a los trabajadores de los establecimientos; si está bien aplicada no va a haber ningún problema , refirió.

La ley que fue aprobada esta semana establece que está prohibido fumar en los lugares públicos, como en edificios de gobiernos estatales y federales, en elevadores de cualquier edificio comercial y de servicios; al interior de los establecimientos comerciales, locales cerrados, empresas e industrias, en expendios fijos de suministro de alimentos y bebidas tanto alcohólicas como no alcohólicas en bares, discotecas, salones y jardines para fiestas.

Además, incluye hospitales, públicos o privados, auditorios, biblioteca; instalaciones deportivas, centros recreativos, parques, jardines, alamedas, plazas cívicas, parques recreativos; en cines, teatros, casinos. Así como también en vehículos de transporte público de pasajeros o vehículos para el transporte de escolares.

Cuando una persona sea sorprendida fumando, primero se hará acreedora a una amonestación con apercibimiento; de reincidir, recibirá una multa y, de hacer caso omiso, justificará la suspensión temporal del servicio en caso reiterativo y un arresto hasta por 36 horas. Las sanciones serán de hasta 4,000 veces el salario mínimo.

REGULACIÓN SANITARIA

En su momento, el director de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud, Alejandro Tenorio Barrientos, reconoció que es necesario contar con mayores recursos económicos y de personal.

Explicó que será importante la denuncia ciudadana en este aspecto.

También, agregó, será posible el desarrollo de una campaña publicitaria para que las personas puedan hacer respetar que en los lugares públicos no se fume.

arlene.patino@eleconomista.mx