A fin de abatir el hambre y la desigualdad en el Estado de México, Diconsa abastece de 19 productos con alto valor nutricional a más de 102,000 familias que cuentan con la tarjeta SINHambre.

Esos alimentos se distribuyen a través de 20 centros de Atención a Beneficiarios (Cabe) establecidos en las zonas urbanas marginadas, para apoyar el objetivo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre; así como en 1,232 tiendas comunitarias fijas y 14 tiendas móviles.

El gerente de la Sucursal Metropolitana de Diconsa, Rogelio Moreno, expuso que específicamente en los Cabe se abastecen soya, amaranto, granola, pastas enriquecidas para sopa, harina de trigo, leche en polvo, frijol, maíz, chocolate en polvo, avena, harina de maíz, café soluble y en grano, arroz, aceite de soya, atún, sardina, chiles enlatados, huevo fresco y lenteja .

NOTICIA: Cruzada contra Hambre ha reducido carencias sociales

Señaló que en el Estado de México operan dos mil comedores comunitarios instalados en el municipio de Ecatepec de Morelos, en los cuales se atiende a 240,000 beneficiarios, entre niños, mujeres embarazadas y en lactancia, adultos mayores y personas con discapacidad, principalmente, con dos alimentos calientes al día.

Para ofrecer una cobertura eficiente en localidades con pobreza alimentaria en las zonas rurales, la Sucursal Metropolitana cuenta con un almacén central, ocho rurales, un granelero y 91 vehículos de distribución.

A nivel nacional, Diconsa cuenta con 153 Cabe, que proveen alimentos con alto contenido nutricional a las poblaciones urbanas más necesitadas, cuyos habitantes reciben también orientación sobre el consumo.

En esos talleres, personal calificado capacita a los usuarios de la tarjeta SINHambre acerca de los beneficios de consumir una alimentación adecuada para una vida saludable.

NOTICIA: Bancos de alimentos, aliados de cruzada antihambre: Sedesol

mfh