Los 10 gobernadores de la Alianza Federalista propusieron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un fondo de estabilización para los estados de por lo menos un 5.5% adicional para el próximo año, a fin de compensar la disminución de los recursos a causa del Covid-19.

 

“Nuestra postura es clara: los estados no pueden recibir menos recursos que el año pasado”, dijeron los gobernadores de Chihuahua, Javier Corral; de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca; de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; de Jalisco, Enrique Alfaro; de Michoacán, Silvano Aureoles; de Coahuila, Miguel Riquelme; de Aguascalientes, Martín Orozco; de Colima, Ignacio Peralta; de Durango, José Rosas Aispuro; y de Guanajuato, Diego Sinhue.

 

Plantearon que el Fondo de estabilización para compensar la caída concentre recursos federales no ejercidos, como son parte de los remanentes del Banco de México y recursos provenientes de la extinción de fideicomisos.

 

También plantearon un fondo especial para proyectos estratégicos de infraestructura local, y clarificar los criterios de distribución territorial de los fondos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el Insabi, Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad, garantizando que cuando menos no haya una disminución en términos reales con las asignaciones del año pasado.

 

También establecer asignaciones para Fortaseg, Fonmetro, Escuelas de tiempo completo, entre otros.

 

“Con estas propuestas, esperamos que la inversión pública en las entidades contribuya a reactivar la economía del país y que se respeten los principios federalistas que dan cohesión a la nación”, dijeron los Gobernadores de la Alianza Federalista tras reunirse esta noche en un hotel de la Ciudad de México.

 

jmonroy@eleconomista.com.mx