Cancún, Qroo. Mientras en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se corre el riesgo de recortar la inversión en hidroeléctricas para este año, la Iniciativa Privada (IP) alista tres grandes proyectos en Oaxaca, Puebla y Veracruz, que involucran una inversión de por lo menos 106 millones de dólares y la generación de 75.7 megawatts (MW).

Los tres proyectos fueron ingresados a evaluación ambiental en diciembre del 2014 ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El primero de ellos es de la empresa Enersis, la cual invertirá 350 millones de pesos (25 millones de dólares, aproximadamente), en Oaxaca.

Este proyecto consiste en la instalación de tres tuberías a presión. Para ello se utilizará energía cinética y potencial del flujo de agua de tres microcuencas de los ríos Grande, Santiago, sobre los límites del Río San Felipe Usila, y Verde, del cual la mayor parte de su superficie se encuentra dentro de los límites de San Juan Bautista Tlacoatzintepec.

Se ubica, en su inicio, a 800 metros de la cabecera municipal de San Felipe Usila. Físicamente, de manera aproximada, 90% del proyecto está dentro del municipio de San Felipe Usila y el restante 10% dentro del municipio de San Juan Bautista, según la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Este proyecto, que tendrá una capacidad de 15 MW, enfrenta gran oposición de los habitantes del municipio de San Pedro Usila. Los reportes periodísticos de la zona dan cuenta de que desde junio del 2014 se conformó un movimiento dispuesto a realizar movilizaciones y bloqueos si se aprueba este proyecto, pues aseguran que no traerá ningún beneficio y, en cambio, explotará los recursos naturales de la zona.

Puebla

El otro proyecto es de la filial de ICA, Controladora de Operaciones de Infraestructura, que desarrollará en realidad tres proyectos hidroeléctricos en diferentes puntos del Río Apulco, con una capacidad total de 56 MW; el primero es la Hidroeléctrica Ana, con una inversión de 25 millones de dólares, que abarcará los municipios de Xochiapulco y Tetela de Ocampo.

El segundo se denomina Diego, con una inversión de 32 millones de dólares. Esta parte del proyecto se ubicará en los municipios de Zacapoaxtla y Cuetzalan.

Por último, la tercera hidroeléctrica se denomina Conde, para la cual la firma promovente prevé una inversión de 331 millones de pesos (23.6 millones de dólares, aproximadamente) en Zacapoaxtla, Cuetzalan de Progreso y Tlatlauquitepec.

Las tres en su conjunto requieren la remoción de más de 60 hectáreas de vegetación aledañas a las márgenes del río.

Veracruz

El tercer proyecto en evaluación ambiental es la minihidroeléctrica Virgen de Guadalupe, en el municipio de Altotonga, Veracruz, en la cuenca del Río Bobos. En realidad se trata del arranque de un proyecto mayor de hasta 24 minihidroeléctricas de la empresa Misión Energética, que tendrá una capacidad de 4.7 MW.

El proyecto fue presentado y rechazado mediante litigios promovidos por las comunidades aledañas al río, que documentaron la incompatibilidad de este tipo de infraestructura dentro y a las orillas del cauce en áreas destinadas al espacio natural.

jvazquez@eleconomista.com.mx