Monterrey, NL. Las ventas de camiones y equipo agrícola caerán los próximos dos años un 15%, debido al dólar caro, afirmó el presidente del Consejo Estatal de Clústeres de Nuevo León, Armando Augusto Mirandéz Jr.

Explicó que el dólar está golpeando a los fabricantes de camiones debido a que los flotilleros y transportistas cobran en pesos y es muy costoso reponer equipo.

El mercado automotriz es Nafta, no se puede pensar sólo en México, el aumento del dólar golpea al sector de camiones de México porque los flotilleros y transportistas tienen ingresos en pesos y reponer equipo es pesado, así como tractores agrícolas , comentó Armando Mirandéz, al término de la Asamblea del Monterrey Aeroclúster.

Consideró que la expectativa, no sólo para Nuevo León sino para toda la región del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), será que por lo menos en los próximos dos años, en camiones y carros se ajuste (a la baja) en camiones un 15% y en carros entre 5 y 10% .

Según la Encuesta Mensual Manufacturera del Inegi, en el mercado de vehículos pesados, el volumen de ventas al mayoreo cayó del mes de octubre en que se contabilizaron 629 camiones y tractocamiones, a 575 en el mes de noviembre de 2015.

Dólar pegó desde 2015

En agosto de 2015, cuando Navistar entregó a Grupo Senda 130 unidades 4700, para transporte de personal, Carlos Pardo, director general de Navistar declaró a la prensa que el primer semestre del año fue complejo, con un crecimiento importante en los tres primeros meses y los otros tres meses se empezó a observar una caída (en ventas) derivada del comportamiento del tipo de cambio .

Carlos Pardo detalló entonces que esta industria está dolarizada, así que los movimientos del dólar afectan de manera considerable .

A pesar de éste escenario, Navistar sigue apostando por Nuevo León, ya que el pasado 12 de enero la fabricante de camiones anunció una inversión de 15 millones de dólares para una expansión de su planta en Escobedo, así como la posible llegada de 10 proveedores directos que invertirán 100 millones de dólares en dos años, para concentrar la producción de sus camiones pesados clase 8 en México, los cuales antes se armaban en Springfield, Ohio.

[email protected]