Tijuana, BC. La inflación en la primera quincena de enero es cuatro veces mayor a la registrada en el mismo periodo del 2013, y se espera que para el segundo semestre del año la situación sea más grave, lo que repercutirá en una escalada de precios considerable.

La tasa de inflación se multiplicó 4.53 veces respecto del mismo lapso en el 2013, es decir, de un 0.15 a un 0.68%, con una tasa anual de 4.63%, en comparación con 3.21% que se registró el año pasado , detalla el investigador Noé Arón Fuentes Flores, del Departamento de Estudios Económicos del Colegio de la Frontera Norte (Colef).

Fuentes Flores añade que el objetivo del Banco de México es de 3%, más-menos un punto, contra 4.63% en el que se encuentran las proyecciones anuales para el 2014, lo cual está muy alejado de la meta a nivel nacional.

Es un aumento de precios que se va a traducir en una disminución de la calidad de vida de los residentes fronterizos, en general del país, y va a tener consecuencias sobre la actividad de producción, sobre la generación de empleos, sobre la fuga de consumidores y una serie de efectos relacionados con este impacto inicial , refiere.

PANORAMA COMPLICADO

A nivel regional, indica el investigador del Colef, el incremento inflacionario es muy marcado, ya que en varias ciudades de la región fronteriza, las cifras se ubican arriba de 2%, entre ellas, ciudades de Baja California.

El estado asume que hay un incremento de 4.63%, que excede sus expectativas, pero por otro lado nos dice que este crecimiento va a ser único y temporal, es decir, que hacia el segundo semestre la inflación va a bajar , expone.

Entonces eso lo que supone es que ellos van a poder estabilizar el incremento a los precios. Lo que nosotros decimos es que otra vez se equivocan .

Ante estas proyecciones, el Colef generará un observatorio para el monitoreo del proceso inflacionario y las repercusiones que los cambios fiscales ocasionen en la región fronteriza y resto del país.

scervantes@eleconomista.com.mx