En sesión extraordinaria, el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) acordó ajustes al presupuesto y prerrogativas a los partidos políticos en el estado.

El consejero presidente Ramón Hernández afirmó que el principal objetivo del IEM es cumplir al máximo con el mínimo de recursos sin poner en riesgo la realización de las actividades institucionales.

Indicó que las medidas de austeridad al presupuesto del instituto ascendieron a 81 millones de pesos, cuyo recorte implica aproximadamente 30% del presupuesto inicial.

En este marco, el consejero Humberto Urquiza Martínez dijo que las medidas se aplicarán en reducción del salario, desaparición de prestaciones a consejeros electorales y funcionarios (viáticos, pago de horas extras, gasolina, celulares), reducción de plantilla laboral y congelamiento de plazas del Servicio Profesional Electoral.

También en suspensión de adquisición de uniformes de capacitadores, personal de órganos desconcentrados, así como de material y documental electoral; asmismo, iniciar los procesos licitatorios con mayor antelación para generar ahorros y mejores precios para la ejecución del Programa de Resultados Preliminares Electorales.

Además, disminución de insumos, materiales y suministros durante el año, de los costos de vigilancia, servicios de limpieza y telefonía, arrendamientos, suspensión de impresión de folletos y manuales de capacitadores, al igual que de la firma del Convenio INE-IEM para el proceso electoral 2017-2018.

En este sentido, el consejero Román Ramírez Vargas señaló que las reducciones que se han realizado al presupuesto del IEM implicaron el reajuste de éste a través de medidas de austeridad.

Ello, indicó, buscando siempre la menor afectación posible a las actividades operativas de los mismos, aplicando una reducción de 5%, a partir de julio del año en curso. (Con información de Notimex)

[email protected]