durante este año se aplicarán pruebas del Centro Estatal de Evaluación de Control de Confianza a cerca de 3,150 elementos de las diferentes corporaciones de seguridad, detalló el subsecretario de Gobierno, Alfonso Jiménez Campos.

De acuerdo con el funcionario estatal, en el 2014 se evaluó a 2,197; sin embargo, este año el número se expande porque también se aplicará a algunos mandos que únicamente se evalúan cada dos o tres años.

Destacó que las pruebas que se realizan son cinco: toxicológicas, psicológicas, socioeconómicas, médicas y poligráficas. Todas éstas se aplican a elementos de la Procuraduría General de Justicia, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a custodios de reinserción social y a las 18 policías municipales.

El año pasado, de las 2,197 pruebas aplicadas, 281 policías de nuevo ingreso no aprobaron y 42 elementos de permanencia.

Jiménez Campos refirió que algunos de los elementos fueron reubicados en otros departamentos administrativos que no requieren manejo de armas y otros fueron separados.

Las fallas más comunes por las que no aprueban son no acreditar su residencia dentro de la entidad, la cual debe ser de cuatro años; carecer de estudios o el nivel correspondiente; diferencias o mentiras en su declaración de bienes e ingresos, entre otras.