Los ingresos de los comercios minoristas del país ligaron su segundo mes con un crecimiento por debajo de 1%; durante julio el alza fue de 0.6%, sin embargo, significó una ligera aceleración con respecto al mes previo, cuando el crecimiento fue de 0.4%, detalla el indicador de Empresas Comerciales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La mejora del indicador se sostuvo en la aceleración de seis de sus componentes; sin embargo, sus otras tres ramas apuntalaron sus caídas, lo que impide una recuperación en el valor del indicador de los ingresos de las minoristas.

El sector de vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes, que aporta más de 80% en el valor de los ingresos comerciales, aligeró su caída, con 4.2%, el sector se encuentra en terreno negativo por tercer mes consecutivo.

El Inegi reportó que durante julio los ingresos en los comercios del país de la rama de autos y camionetas presentó una caída de 3%, hilando dos meses en el terreno negativo; del mismo modo, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, informó que durante el séptimo mes del año la venta de autos se contrajo 7.3% con 122,110 vehículos comercializados, un efecto que considera la industria proviene del encarecimiento en los créditos.

Otros sectores que merman con sus valores negativos a las minoristas del país son abarrotes y alimentos que tuvo una caída de 2%, su menor valor desde enero del 2016, cuando cayó 5.3 por ciento. Del mismo modo, las tiendas de autoservicio y departamentales presentaron una caída de 0.1%, la más pronunciada desde marzo del 2014, cuando se contrajo 2.7 por ciento.

La ligera mejora en los ingresos de las ventas minoristas se apoyó en artículos para la decoración de interiores y artículos usados que crecieron 11.7%; seguido de las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares (10.3%); artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal (8.8%); artículos para el cuidado de la salud (7.2%); productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado, crecieron (5.1%); y enseres domésticos, computadoras, artículos de ferretería, tlapalería y vidrios (4.4 por ciento).

En cifras originales, las ventas minoristas crecieron 0.4% en julio a tasa anual, por debajo del consenso de analistas de Ve Por Más que preveía un incremento de 1% y en línea con la cifra de junio. El promedio de lo que va del 2017 se ubica en 3%, inferior a 8.7% promediado en el mismo periodo del 2016.

[email protected]