Las ventas minoristas del país iniciaron el 2017 con un crecimiento de 5.3% en enero, una desaceleración de 3.8 puntos porcentuales respecto del 9.1% que crecieron en el mes anterior, y se convierte en su desempeño más bajo desde diciembre del 2015 (cuando crecieron 4.5%), afectadas por un débil resultado en la comercialización dentro de autoservicios y en el sector automotriz, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El analista de Scotiabank, Luis A. Jaramillo, indicó que la rama de ingresos por vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes representa aproximadamente 29% del índice total en las ventas minoristas, seguido de las tiendas de autoservicio con 28%, ello explica la desaceleración de 3.8 puntos porcentuales que se presentó en enero.

Los ingresos en el sector de vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes presentó un crecimiento de 4.9%, ante tres meses de ascenso en doble dígito, siendo el indicador más bajo desde septiembre 2015 (4.6%); en su interior destaca que automóviles y camionetas vivieron una fuerte desaceleración con un crecimiento de 3%, luego de 10 meses en doble dígito. Dicho resultado se encuentra acorde con los resultados reportados por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, pues luego de que las ventas de autos registraran crecimientos mensuales a doble dígito en los últimos dos años, en enero pasado mostraron un aumento de 3 por ciento.

La industria explicó que este menor ritmo de crecimiento respondió a una estabilización de la demanda de los vehículos en el mercado y la etapa de incertidumbre sobre la economía.

En el caso de las tiendas de autoservicio, estas crecieron 4.7% durante enero, su indicador más débil en los últimos 12 meses. Por el contrario, las departamentales crecieron 7.6%, luego de una caída de 1% en diciembre.

Cabe recordar que durante enero se presentaron hechos violentos y saqueos, debido al descontento por el aumento a la gasolina, eventos que afectaron 80 puntos base (0.8%) las ventas a unidades iguales de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales. Su crecimiento fue de 4.1% en enero.

Ninguno de los sectores de los comercios al por menor presentó alguna contracción; sin embargo, presentaron una desaceleración: bebidas, hielo y tabaco; productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado; artículos para el cuidado de la salud; artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal; enseres domésticos, computadoras, artículos para la decoración de interiores y artículos usados; así como artículos de ferretería, tlapalería y vidrios. Por otro lado, los sectores que impulsaron el ingreso en ventas minoristas fueron: abarrotes y alimentos, que crecieron 11.8%; y la venta exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares se recuperó y creció 4.3%, luego de la caída de 0.5% de diciembre.

maria.rodriguez@eleconomista.mx