Luego de suspender la primera asignación de capacidad en los sistemas de almacenamiento y transporte de Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística en Baja California y Sonora, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no ha dado explicaciones sobre los problemas de metodología del proceso, lo que manda señales adversas a la industria y pone en duda la factibilidad de las políticas gubernamentales, aseguraron expertos.

El órgano de gobierno del regulador realizó una sesión el jueves por la mañana en la cual aprobó permisos para generación de electricidad, transporte y expendio de petrolíferos y hasta un permiso de suministro calificado en el mercado eléctrico mayorista, sin mencionar siquiera el proceso de temporada abierta que se debe repetirse antes de que concluya marzo por problemas en la metodología , según Pemex.

Miriam Grunstein, especialista en el sector, aseguró que la falla en el proceso es producto de la presión a la cual se ha sometido al regulador ante los tiempos tan apretados de implementación de la reforma. El capital humano de cualquier organismo requiere de una curva de aprendizaje que no se le ha permitido a la CRE, lo que los ha llevado a estos errores que finalmente ponen en duda la factibilidad de la apertura.

No se puede hacer todo por mandato o línea política y un regulador que no está listo para algo así manda señales adversas a la industria, lo más grave es que son errores frente a empresas serias en el sector a las que el costo de oportunidad de trabajar en México los avasalla , dijo.

Industriales que participaron en el proceso aseguran que el cambio en la dirección de Pemex Logística, con la llegada del director general, José Aguilar Álvarez Greaves a principios de este mes y en pleno proceso de recepción de solicitudes obstruyó la comunicación con los participantes e interesados, como se observó en la postergación del cierre del proceso, que ya habían pospuesto del 15 de febrero al 15 de marzo.

Cuestionan transparencia

Roberto Ortega Lomelín, experto en el midstream y downstream de hidrocarburos, aseguró que lo más importante es que la CRE, conductora de la temporada abierta, explique cuál fue la metodología que se utilizó y el supuesto error, porque hubo total opacidad al respecto.

Es lamentable lo que pasó porque es la primera vez que se ejecuta un proceso de este tipo y después de ver cómo se condujeron otras licitaciones, como las petroleras, en ésta faltó claridad, transparencia y efectividad , dijo. Hace un año, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) tuvo un primer tropiezo en la implementación de políticas de la reforma ya que en la primera subasta de energía de largo plazo tuvo que repetir el proceso y ganaron empresas distintas porque en el primer intento hubo un error en la captura del algoritmo.

kgarcia@eleconomista.com.mx