La industria automotriz sólo espera que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dicte jurisprudencia para negar definitivamente la importación de autos usados que no cumplen con la normatividad exigida en México; esto luego de que ayer la autoridad judicial resolviera rechazar el quinto amparo de empresas y personas físicas para internar este tipo de unidades al país.

Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), calificó a dicha resolución como un gran avance para dar por terminado el fenómeno de los vehículos usados importados que dañan al mercado nacional, puesto que desde octubre del 2005 a noviembre del 2013, ingresaron más de 7.2 millones de autos que no cumplen con la regulación para circular en territorio nacional, en contra de los 8 millones de vehículos nuevos vendidos en ese mismo lapso.

Datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) indican que más de 95% de las importaciones de autos usados se realiza a través de los amparos, que interpusieron comerciantes de la franja fronteriza norte, con lo cual se evade el cumplimiento de la regulación federal al omitir el pago de aranceles, impuestos y regulación ambiental, de modo que con esto se genera una competencia desleal que ha frenado el potencial del mercado automotor, estimado en 1 millón 800,000 unidades.

Este jueves, la segunda sala de la SCJN negó un amparo a la comercializadora APCS para importar a México unidades usadas provenientes de EU y Canadá sin cumplir la normatividad, con lo cual se suma a los cuatro amparos negados a otros importadores que se emitieron en julio del 2013.

Para que la autoridad judicial dicte jurisprudencia se requieren sumar cinco amparos negados, con lo cual, se espera que en breve se resuelvan definitivamente los juicios de amparo y con ello se de veredicto al decreto por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, publicado el 1 de julio del 2011, además, el anexo 22 de las reglas de carácter general en materia de comercio exterior del 10 de septiembre del 2012.

Comienza trámite en Cofemer

LA SE INICIA PROCESO PARA PRORROGAR DECRETO SOBRE IMPORTACIÓN DEFINITIVA

La Secretaría de Economía (SE) inició el proceso para prorrogar hasta el 31 de diciembre la vigencia del decreto por el que se establecen las condiciones para la importación definitiva de vehículos usados, con la intención de que esa regulación quede permanente a través de la jurisprudencia.

Inicialmente, el decreto se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 24 de diciembre del 2008 y desde entonces no se ha renovado.

La dependencia comenzó el trámite ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) para la extensión de la vigencia y establece, entre otros requisitos, que el importador deberá presentar ante la autoridad aduanera el certificado de origen o el documento comprobatorio de origen con información directamente proporcionada por la compañía armadora.

De no ser así, el importador deberá presentar una declaración por escrito, bajo protesta de decir verdad, suscrita por empresa ensambladora, en la que manifieste que el vehículo usado que se pretende importar fue fabricado como un bien originario de Estados Unidos o Canadá.

Según Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, basta contar con cinco amparos en favor del Poder Ejecutivo para que la regulación se valide, mismos que se completaron ayer. México importó unos 650,000 vehículos usados en 2013 y 7 millones de estas unidades desde el 2005. ?(Con información de Roberto Morales)