Volkswagen (VW) redujo a en 1,100 millones de dólares su plan de inversión para el año próximo, en momentos en que la automotriz alemana debe hacer frente al impacto multimillonario de un escándalo por fraude en las pruebas de emisiones de gases de sus vehículos.

La automotriz ha resuelto cancelar o aplazar las inversiones que no sean absolutamente necesarias , indicó Mueller. Con ello reducirá sus gastos de capital a 12,778 millones de dólares en el 2016, 8% menos que su plan previo de unos 13,842 millones de dólares.

Lo que decididamente no haremos es efectuar recortes a costa de nuestro futuro , dijo. Entre otras medidas, Volkswagen aplazará la construcción de un nuevo centro de diseño en Wolfsburg y la presentación de un sedán Phaeton eléctrico, además de revisar diversos proyectos.

Nos moveremos con cautela en los próximos meses, pero sabemos a dónde queremos ir y queremos garantizar que la compañía Volkswagen salga fortalecida de la situación actual , dijo en una breve declaración a la prensa, sin admitir preguntas, después que el directorio de 20 miembros se reunió en la sede empresarial el pasado viernes 20 de noviembre.

VW reconoció en septiembre que casi medio millón de sus autos diésel de cuatro cilindros en Estados Unidos habían hecho trampas en las pruebas de emisiones mediante un programa informático. Unos 11 millones de autos en el mundo tienen el programa, pero no se ha confirmado que hayan hecho trampas fuera de Estados Unidos.

La automotriz ha asignado 7,400 millones de dólares para cubrir los gastos de retirar los autos equipados con el programa, pero los expertos dicen que el costo total, que incluye multas y lucro cesante, podría ser varias veces mayor.

Urgen soluciones

Respecto del proyecto de reparación de los autos afectados que VW tiene que presentar a la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) y la Junta de Recursos de Aire de California, medios internacionales refieren que la automotriz tendrá dos opciones para reparar los autos. Puede instalar un sistema de escape más grande para atrapar el óxido de nitrógeno o bien instalar un proceso de tratamiento químico que reduce la contaminación.

Volkswagen reportó a la EPA y a la Comisión de Recursos del Aire de California que el software está en aproximadamente 85,000 vehículos Volkswagen, Audi y Porsche con motor de tres litros desde el modelo 2009.

[email protected]