Volkswagen se mantiene firme con sus inversiones para su planta en Chattanooga, Tennessee, incluida la producción de una nueva camioneta todoterreno el próximo año, a pesar de la incertidumbre provocada por su escándalo de emisiones.

NOTICIA: Bélgica presenta queja contra VW por manipulación de motores

Volkswagen informó el jueves 29 de octubre que revisa sus inversiones a nivel mundial al enfrentarse a enormes gastos para lidiar con su escándalo al equipar a ciertos vehículos para que evadieran las pruebas de emisiones diésel en Estados Unidos. La compañía separó 6,700 millones de euros (7,500 millones de dólares) para pagar el retiro de vehículos, pero los analistas predicen que los costos totales serán mucho más elevados.

La empresa, con sede en Wolfsburg, Alemania, informó en una declaración que invertirá 600 millones de dólares en su planta de Tennessee y reiteró sus planes de construir una nueva camioneta de tamaño medio a partir de finales del 2016.

NOTICIA: Seat aplicará plan de ahorro por 100 mde tras escándalo de VW

El director general del Volkswagen Group of America, Michael Horn, dijo que "el claro compromiso con el local de Chattanooga confirma nuestro compromiso en América del Norte y la confianza en nuestro equipo local".

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos informó que Volkswagen AG equipó 482,000 vehículos con motores diésel con un software que deshabilitaba el control de emisiones cuando los autos no estaban bajo pruebas. Hasta 11 millones de autos a nivel mundial podrían tener el software manipulador.

NOTICIA: UE flexibiliza posición ante motores diésel

Volkswagen ha ofrecido una disculpa, suspendió a varios gerentes y contrató a un bufete de abogados para investigar. El nuevo director general, Matthias Mueller, dijo que la compañía reexamina su cultura corporativa para asegurar que dichas ofensas no se vuelvan a repetir.

rarl