Los recursos que el gobierno federal aplica en subsidiar el precio de las gasolinas deben redireccionarse hacia el objetivo de fomentar un transporte público más eficiente y libre de contaminantes, consideró el investigador César Maldonado.

Al hablar sobre la continuación en los ajustes al costo del combustible, el profesor de planta del Departamento de Mecatrónica del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) manifestó su preocupación sobre a quiénes verdaderamente benefician los subsidios a los combustibles para automotores .

El catedrático del Campus Santa Fe del ITESM y especialista en materia de energías sustentables expuso que en una urbe como la ciudad de México solo uno de cada cinco habitantes posee un vehículo particular.

De manera que cuando el gobierno gasta una cantidad importante de dinero en mantener los precios de la gasolina se tiene que ver a quién se está beneficiando , insistió.

Destacó que otro 80% de la población viaja en transporte público, el cual no siempre es eficiente y presenta problemas por insuficiencia o una mala calidad en el servicio.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Informe Semanal de su Vocería, según la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de 2010, el decil de menores ingresos recibe sólo 1.6% del apoyo que destina el gobierno para reducir la brecha entre los precios domésticos e internacionales.

En tanto que 10% de los hogares con mayores ingresos concentra más de 30% de este apoyo o subsidio.

Ante ello, el investigador consideró que un paso importante es canalizar de mejor manera los recursos que normalmente el gobierno aplica en subsidiar los combustibles para mantenerlos en un precio estable en el mejoramiento de sus sistemas de transporte público.

Soy de la idea de que la ayuda gubernamental se tiene que ir retirando poco a poco. Pero ahora es importantísimo señalar que si se retiran estos subsidios en estos momentos, lo importante es ver en qué se van a aplicar dichos recurso , subrayó.

Es decir, lo ideal es que se busque que esos recursos se aprovechen en proyectos que son importantísimos como las líneas del metro o proyectos que tengan un beneficio en el transporte público, un impacto ecológico y que sirvan para mitigar los efectos de la contaminación, expuso.

Por otro lado, César Maldonado consideró que en lo que sí hay que tener mucho cuidado es cuando se trata de cosas que pueden afectar o influir en precios de la canasta básica, debido al incremento de costos en los transportes de carga del país.

Ante la posibilidad de que los incrementos en el precio de las gasolinas repercuta en este rubro, expuso que es ahí donde se tiene que aplicar una política de subsidio de apoyo inteligente que no se traduzca en un aumento del precio a la canasta básica.

MFH