Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido defraudada por más de 150 empresas en este sexenio y su director, Juan José Suárez Coppel, aseguró que es necesario cambiar su estrategia de compras y definir el objetivo de la paraestatal, así como cuestionar qué tan eficiente y eficaz es la venta del recurso petrolero en México.

En entrevista para una cadena radiofónica, Suárez Coppel dijo el lunes que es necesario contar con un modelo de verificación de la información de los proveedores, así como con un mecanismo de selección de los mismos, con el objetivo de tener empresas y socios con capacidad de gestión, fortaleza financiera y experiencia operativa.

"Todas estas cosas lo que requieren, entonces otra vez, es crear este sistema de selección de registro de proveedores", aseveró.

Según el reporte de denuncias contra empresas proveedoras de Pemex Exploración y Producción (PEP) en la Secretaría de la Función Pública (SFP) en 2009 existieron 14 denuncias y en 2010 la cifra alcanzó el máximo reportado en todo el sexenio ya que se reportaron 57 fraudes contra diversas compañías.

Las empresas que presuntamente han defraudado a Pemex lo han hecho a través de contratos de licitación con documentación y fianzas apócrifos, con facturas y situaciones fiscales falsas y mediante robo de material comprado por la paraestatal, así como venta de servicios a sobreprecios e incumplimiento final de los contratos.

Suárez Coppel añadió que por lo anterior, tendrán que cambiar los procedimientos de compras y asegurarse de que las necesidades de compra, se realicen de acuerdo con el plan operativo, puesto que Pemex representa aproximadamente el 8% del Producto Interno Bruto de México (PIB), motivo por el cual, dijo, deben dar solución a los problemas de fraudes que enfrentan en la actualidad.

Además, dijo que en su opinión, Pemex debe de convertirse en empresa, ya que cada compañía se hace cargo por si misma de su presupuesto, procedimientos de compra y mecanismos de gobierno corporativo, en comparación con la paraestatal.

"Para que Pemex funcione como empresa, hay que hacerla empresa, tiene que ser un ente básicamente comercial, fuera de decisiones, fuera del proceso político, dijo, "necesitamos pasar de tener un pastel pequeño, del cual nos comemos el ciento diez por ciento y por lo tanto no crece a lo largo del tiempo a un pastel muy grande, dinámico en el que nos podamos comer el 70 por ciento y tengamos mucho más que el ciento diez por ciento del otro pastel".

[email protected]

apr