Las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre eliminar subsidios de energéticos y flexibilizar la norma laboral en México no pueden ser atendibles de manera automática, señaló la Presidencia Colegiada de la UNT.

Fernando Perfecto Cruz, integrante de la dirección de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), consideró que las opiniones de ese y otros organismos internacionales sobre México no son la realidad.

"La OCDE ve a nuestro país desde una perspectiva macro y un plano de referencia distinto a la realidad nacional, no nos deberían extrañar las recomendaciones que hace porque son con una óptica financista, economicista, y no se deberían atender de manera automática', dijo.

Perfecto Cruz agregó que aunque hay instituciones que celebraron las opiniones de la OCDE es necesario analizar el efecto que tendrían entre la población, pues en el caso de los energéticos los aumentos y la eliminación de subsidios repercutirían negativamente en el nivel de vida de los ciudadanos.

Lo mismo, añadió, sucede con el tema de la flexibilidad laboral que propone dicho organismo internacional, a cargo de José Angel Gurría, pues en su opinión atiende a una realidad que en el territorio nacional no existe.

El integrante de la UNT expresó que "de aceptarse las recomendaciones de la OCDE en materia laboral se darían pie a una serie de injusticias e incongruencias, sobre todo por la existencia clara de los llamados contratos colectivos de protección que abundan en México".

apr