La Comisión Europea abrió una "investigación en profundidad" sobre la compra de la empresa de telecomunicaciones española Jazztel, por la francesa Orange, una operación de 3,400 millones de euros.

Bruselas abrió la investigación "para evaluar si la adquisición (...) es conforme con el reglamento de concentraciones de la UE", informó en un comunicado.

"La operación propuesta reducirá el número de proveedores de servicios fijos de telecomunicaciones en España de cuatro a tres", explica la Comisión que añade que aunque la "entidad resultante de la operación no ocupará una posición dominante", sí teme que la operación "pueda dar lugar a una pérdida significativa de presión competitiva".

La investigación preliminar de la Comisión "reveló que la transacción puede reducir la competencia en el mercado minorista de acceso a internet por línea fija, donde Orange y Jazztel compiten actualmente".

En concreto, a la Comisión, que estima que estas dos empresas "son importantes fuerzas competitivas" con influencia en ese mercado, "le preocupa que la transacción modifique el incentivo de la entidad resultante (...) para ejercer una importante presión competitiva sobre los otros dos competidores a escala nacional (...) Telefónica y Vodafone".

La Comisión tiene 90 días para estudiar el caso y tomar una decisión. A más tardar el 24 de abril de 2015 se pronunciará sobre la oferta pública de adquisición por el 100% de Jazztel que lanzó a mediados de septiembre la francesa Orange.

erp