Grupo México, uno de los principales proveedores de cobre en el mundo, informó que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa resolvió a favor de su subsidiaria Infraestructura y Transporte México (ITM) en el caso de la concentración que realizó de Ferrosur.

Aseguró que conforme a la Ley Federal de Competencia Económica, la Comisión Federal de Competencia (CFC) debe considerar como aprobada la adquisición de Ferrosur por parte de ITM, es decir, se debe entender como transacción no objetada por dicha autoridad.

En información al público inversionista, afirmó que en los próximos días se emitirá la sentencia, y confió que la CFC no presente recurso de revisión, que en su opinión sería un gasto inútil de recursos técnicos y económicos en un asunto que quedó resuelto por el voto de ocho magistrados.

Grupo México adquirió Ferrosur en diciembre de 2005, y a la fecha reporta sus resultados bajo el método de participación en los estados financieros.

Ferrosur cuenta con una red de 1,813 kilómetros de vías que cubren la parte centro y sureste del país, atiende principalmente a los estados de Tlaxcala, Puebla, Veracruz y Oaxaca, y tiene acceso a los puertos de Veracruz y Coatzacoalcos en el Golfo de México.

Ferrosur es controlada al 100% por ITM, en la que Grupo México cuenta con 75% y Grupo Carso-Sinca Inbursa con 25 por ciento.

apr