¿Estamos preparados para la nueva era de los robots? Mucho se especula sobre el impacto de la tecnología en el futuro lejano, pero esta pregunta apenas se menciona en el debate sobre la automatización y la inteligencia artificial. Accenture estima que para 2020 la economía digital representará dos millones de millones de dólares, es decir, una quinta parte del PIB mundial. Ante este panorama, algunas empresas ya están introduciendo inteligencia artificial en su operación y se están encontrando con los primeros desafíos que esto implica para su nivel gerencial.

NOTICIA: Cinco retos para la banca mayorista en 2016

De acuerdo con la investigación Disrupción digital: el multiplicador del crecimiento de Accenture, presentada en el Foro Económico Mundial de Davos, los empleados reciben positivamente las tecnologías digitales pues piensan que mejorarán sus perspectivas laborales. Ya existe una gran proporción de trabajos en los cuales las competencias digitales son significativas, aunque aún no están en el nivel de sofisticación necesario para aprovechar todo su potencial.

Los retos para los líderes en los modelos de negocio digitales emergentes basados en la automatización son:

NOTICIA: Cinco tendencias en la gestión del desempeño

  • Crear el entorno adecuado para la transformación digital: muchas de las actividades actuales de un líder son candidatas para un grado de automatización: la planificación y la coordinación del trabajo, el seguimiento y la presentación de informes y el mantenimiento de normas. La inteligencia artificial les permitirá enfocarse en tareas que requieren pensamiento complejo, interpretación y razonamiento de orden superior y desarrollo de su talento innovador.
  • Generar confianza en procesos de inteligencia artificial: el 57% de los líderes encuestados no cree tener las habilidades para tener éxito en su función en los próximos cinco años. Muchos están preocupados por el impacto de la inteligencia artificial en sus puestos de trabajo. No sólo es necesario acelerar la introducción de nuevos sistemas inteligentes, sino también fomentar la experimentación para moldear esos sistemas en el tejido de los procesos y los equipos en evolución.
  • Cambiar las expectativas hacia las habilidades de gestión: el 48% de los líderes cita las capacidades digitales entre las más importantes que necesitarán en los próximos cinco años. Sin embargo, muy pocos consideran las habilidades interpersonales y éstas serán de vital importancia para generar una mano de obra más fluida y para gestionar la introducción de nuevas tecnologías en primer lugar.

NOTICIA: Tres factores clave en la experiencia digital

La inteligencia artificial liberará a los líderes de tareas de poco valor que consumen mucho tiempo para que puedan dedicarse a trabajo que sea exclusivamente humano, lo cual le permitiría a las empresas centrarse en la creatividad y la innovación para desarrollar un portafolio de servicios personalizados a medida de los clientes.

Augusto Hintze es director de Accenture Monterrey