Aún con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a México le tomará seis años para recuperar la manufactura de vehículos ligeros en 3.8 millones de unidades que alcanzó en el 2019, perdidos por los efectos de la pandemia del coronavirus, por tanto será hasta el 2027 cuando presente un ligero respiro, coincidieron especialistas del sector automotriz.

Tras la crisis de la pandemia del Covid-19 y la baja demanda que ya presentaba la industria automotriz, para el cierre del 2020 se prevé que la producción de vehículos ligeros en México llegue a 2.9 millones de unidades, con la disminución de 24% comparado con el 2019, estimó Guido Vildozo, director de ventas de vehículos ligeros de IHS Markit.

Al participar en el webinar Mexico´s Auto Industry Outlook 2020-2025, organizado por MexicoNow, el especialista dijo que “la perspectiva para el mercado de autos se mantiene como la peor desde la gran recesión”, y es que Estados Unidos se prevé que el mercado caiga 21.9%, con ventas de 13.3 millones de autos, que impacta en la producción y exportación mexicana.

Vildozo previó que entre el periodo 2019 y 2027, la manufactura de vehículos apenas tendría crecimiento de 2.7% y aportaría el 24% de la producción de Norteamérica, ya que reconoció que el T-MEC implicará retos a las armadoras en el valor de contenido regional.

Durante el foro, Eduardo Solís, miembro del consejo directivo de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), afirmó que el mercado de Estados Unidos no se está recuperando y será hasta finales del 2022 cuando tenga los niveles previos al Covid-19.

kg