Organizaciones de transportistas pidieron a una corte de apelaciones de Estados Unidos que cancele el programa piloto para permitir el libre acceso a camiones mexicanos por todo Estados Unidos, dando como uno de sus argumentos la escasa participación en el mismo.

Tal demanda fue presentada en forma oral por los Teamsters, un sindicato de camioneros estadounidenses que cuenta con 1.4 millones de afiliados, así como por la Asociación de Conductores Independientes, a la que están adheridos unos 240,000 pequeños propietarios del sector.

El programa debe dejar de operar porque no incluye suficientes participantes para ser válido , adujo el sindicato de los Teamsters en una sesión el jueves pasado en la que las partes fueron escuchadas por los jueces Judith Rogers, Karen LeCraft Henderson y Brett Kavanaugh.

La Administración Federal de Seguridad de Transporte Terrestre de Estados Unidos ha reconocido que una participación suficiente es necesaria para permitir que la demostración sea válida estadísticamente.

El sindicato de transportistas denominado Teamsters argumentó que el Departamento de Comercio de Estados Unidos reportó hasta septiembre pasado que cinco camiones habían entrado al programa y que sólo tres de ellos habían realizado viajes más allá de la zona fronteriza.

El 8 de abril del 2011, el Departamento de Transporte dio a conocer el nuevo programa piloto de transporte transfronterizo entre México y Estados Unidos, el cual operaría hasta por los siguientes tres años con miras a autorizar una apertura permanente.

En septiembre pasado, la Secretaría de Economía informó que la empresa Transportes Olympic era la única que contaba con permiso definitivo para operar el programa y que otras seis personas o compañías adicionales lo tenían en forma provisional.

Se trata de Moisés Álvarez Pérez, de Distribuidora el Pescador; Baja Express; Transportes del Valle de Guadalupe; Servicios Refrigerados Internacionales; Higiénicos y Desechables del Bajío, y José Guadalupe Morales Guevara.

La Secretaría de Economía informó que haría una difusión amplia sobre el programa.

Los Teamsters plantearon, además, que los camiones mexicanos no cumplen con los límites de contenido ultrabajo de azufre en el diésel y que los conductores mexicanos no cumplen con los mismos requisitos físicos que sus pares estadounidenses.

[email protected]