La industria aérea doméstica, liderada por el modelo de ultra bajo costo de Volaris y la ruta México-Cancún, volvió a registrar su baja estacional tras el exitoso verano y alentó su proceso de recuperación por la turbulencia que dejó el Covid-19.

Durante agosto, las ocho aerolíneas que operan vuelos regulares atendieron a tres millones 994,397 pasajeros, lo que representó una disminución del 8.5% respecto al mes previo (en julio, en comparación mensual, subió el 13.9%), de acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Sin embargo, la cifra de pasajeros fue mayor el 88.3% en relación con agosto del 2020, que fue el tercer mes consecutivo de alzas tras el complicado mes de mayo (el peor para la aviación en México).

En el acumulado de los primeros ocho meses del año, las empresas sumaron 27 millones 586,591 pasajeros, el 21.9% menos que igual periodo del pre pandémico 2019, cuando aún mantenía operaciones Interjet (ocupaba el tercer sitio de las aerolíneas con mayor actividad dentro del país por debajo de Volaris y VivaAerobus).

De acuerdo con previsiones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), ante las restricciones sanitarias, los vuelos domésticos serían los primeros en reactivarse y así ocurrió en México, incluso, su participación se incrementó del 51.8 al 55.9% este año, respecto al 2019, en el total las operaciones.

Una de las razones para que el mercado doméstico se fortaleciera fue la limitante de las empresas para incrementar operaciones en Estados Unidos por la degradación que hizo la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de ese país a la autoridad aérea mexicana.

Toluca se queda sin vuelos

De acuerdo con la SCT, este año, al cierre de agosto, se tiene registro de 428 pares de ciudades atendidas y entre las rutas que se abrieron el mes pasado están: San Luis Potosí-Chihuahua, Hermosillo-Mérida y Mérida-San Luis Potosí, ante la creciente demanda por temas turísticos.

Entre las noticias negativas que enfrenta la industria aérea, se debe destacar que por cuarto mes consecutivo el Aeropuerto Internacional de Toluca no opera sus rutas a Monterrey y Guadalajara, y por tercer mes la que tenía a Cancún, de tal suerte que en este momento no cuenta con vuelos comerciales.

Dicha terminal, forma parte del sistema aeroportuario propuesto con el Gobierno Federal junto al nuevo aeropuerto de Santa Lucía y el de la Ciudad de México, que a la fecha se mantiene como el de mayor actividad aérea del país y es el centro de operaciones de Grupo Aeroméxico.

El bajo costo y su vuelo

Entre enero y agosto pasados, Volaris sumó 11 millones 225,528 pasajeros, lo que representó un aumento del 1.3% respecto al 2019, seguida de VivaAerobus, con siete millones 770,637 pasajeros y un incremento del 11.8%, de Aeroméxico con cuatro millones 239,137 pasajeros y un alza del 23.3% y de Aeroméxico Connect, con tres millones 539,979 pasajeros que, contrariamente, le significaron una baja del 31.4 por ciento.

Tras estas cuatro empresas, se ubicaron otras cuatro que aún están lejanas de volver a retomar niveles de hace un par de años: Magnicharters con 296,020 pasajeros reportó una baja del 44.9%, Aeromar con 247,666 pasajeros tuvo una disminución del 51.3%, TAR con 165,510 clientes mostró una caída del 57.1% y Aerocalafia con 102,114 pasajeros cayó el 46.4% respecto a los primeros ocho meses del 2019.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx