Las acciones de Toyota cayeron más de 3% este viernes tras las amenazas del presidente electo norteamericano Donald Trump de imponer una "pesada tasa" al fabricante japonés de automóviles si construye una fábrica en México para vender autos en Estados Unidos.

Las acciones abrieron con una pérdida de 3.11% antes de recuperar terreno (-1.70%) en la primera hora de operaciones, a 6,930 yenes.

Otras automotrices japonesas también cayeron, entre ellas Nissan (-2.08%, a 1,174.5 yens) y Honda (-2.01% a 3,497 yens) y la tendencia negativa se explica además por la fortaleza del yen con relación al dólar, que penaliza a los exportadores.

Toyota es la última empresa a la fecha en ser objeto de la ira de Trump, que tuiteó un "NO WAY" (de ninguna manera) a los planes de la empresa nipona de construir la planta en México.

"Construya la planta en Estados Unidos o pague grandes aranceles", advirtió Trump.

El presidente electo, que asume sus funciones el 20 de enero, prometió durante la campaña electoral hacer regresar al corazón de Estados Unidos los empleos perdidos por la deslocalización de industrias.

En una breve respuesta oficial, Toyota señaló que "espera colaborar con la administración de Trump para servir a los mejores intereses de los consumidores y de la industria automotriz".

La empresa afirmó que la apertura de la planta en México, en la ciudad de Guanajuato, no afectará en ningún aspecto la presencia de Toyota en Estados Unidos. La compañía emplea a 136,000 norteamericanos y mantiene 10 plantas en Estados Unidos.

undefined