Nextel confirmó en la segunda semana de diciembre las intenciones de varios de sus competidores por hacerse con sus activos en México. La cuarta firma del sector de la telefonía móvil por número de usuarios despejó así las versiones de que AT&T se encuentra en negociaciones con Nextel para una eventual adquisición, aunque rechazó hablar de la telefónica estadounidense.

No hay más allá, algunas compañías han mostrado interés en adquirir algunos de nuestros activos… Lo único que hemos oído sobre AT&T, empezaremos a oírlo sobre otras más. Que (Randall Stephenson, CEO de AT&T) diga que (Nextel) es una gran compañía, no puedo más que estar de acuerdo con él , dijo este lunes Salvador Álvarez, nuevo líder de Nextel en México.

A mediados de noviembre, Randall Stephenson comentó a inversionistas que AT&T aún evalúa hacerse con más activos en México y se refirió a Nextel, luego de comprar a Iusacell por 2,500 millones de dólares a comienzos de ese mes. De inmediato han surgido las versiones de que Nextel será el siguiente paso para la telefónica estadounidense en el país.

Nextel ha sido considerada por los analistas del sector como un activo valioso por el espectro que tiene concesionado. Pero que AT&T u otra compañía del sector compre a Nextel para fusionarla con Iusacell o una tercera telefónica obligará al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a imponer regulaciones encaminadas a poner topes a la explotación de espectro a la empresa resultante de la fusión.

La legislación mexicana imposibilita a toda empresa del sector de la telefonía móvil a tener en su poder más de 80 Megahertz (MHz) de espectro en cada una de las nueve regiones en que técnica y comercialmente en telecomunicaciones ha sido dividido el país.

Telefónica Movistar y Telcel están en el límite de acaparamiento de espectro en las regiones 3 y 8. Movistar opera a través de 80 MHz en la región que comprenden Chihuahua y Durango, mientras que Telcel llega a 79.9 MHz en la región comprendida por Chiapas, Campeche, Yucatán, Tabasco y Quintana Roo, y también llega a 77.57 MHz explotados en la región 9, la que significa el lucrativo mercado del Distrito Federal y los estados de México, Hidalgo, Querétaro y Morelos.

NII Holdings tiene en Nextel México un valioso espectro que ambicionan varios de sus competidores para la oferta de servicios móviles de nueva generación

Nextel tiene espectro concesionado en las bandas de 800 MHz, de 1.7, 2.1 y 3.4 Gigahertz (GHz) en las nueve regiones.

Iusacell tiene espectro concesionado en las bandas de 800 MHz y de 1.9 GHz.

La telefónica, sin embargo, sufre una constante desconexión de clientes desde el 2013.

Nextel de México vive una etapa de retos, como quince años atrás, cuando sus directivos despachaban desde un hotel de la Avenida Revolución.

Al tercer trimestre del 2014, Nextel tenía en México 2 millones 829,000 suscriptores.

Entre el tercer trimestre del 2013 y el tercer cuarto del 2014, Nextel dejó ir a 825,000 clientes y el consumo promedio por usuario (ARPU) de la telefónica pasó de 34 a 33 dólares, medido en esa moneda, de acuerdo con datos de Telconomia.

En el segundo trimestre del 2014, Nextel perdió 334,000 clientes en México.

Más atrás, Nextel perdió más de un millón de abonados entre el segundo trimestre del 2013 y el segundo cuarto del 2014, de 3.91 millones de abonados, a 2.93 millones de usuarios activos hasta junio.

La participación de mercado de Nextel, medida por número de usuarios, pasó del 3.87% al comenzar el 2013, al 2.94% al iniciar el 2014 y de ahí al 2.85% al comienzo del segundo semestre de este año.

Debido al complejo panorama que enfrenta la telefónica en México, algunos analistas del mercado han considerado que la mejor opción para Nextel es que sea adquirida por un tercero, preferentemente una multinacional que la aproveche como reserva espectral .

La combinación de Nextel con Iusacell pudiera ser el ejemplo. Sin embargo, esta acción supone un rebase a los topes de espectro establecidos por las regulaciones.

De darse la fusión entre Nextel y Iusacell, en todas las regiones la combinación de espectro rebasaría las normas por más de 13 MHz cuando menos y 40 MHz cuando es lo máximo. En todos los casos y atendiendo a la ley, el comprador de Nextel tendría que devolver espectro al Estado, si decidiera fisionarla con Iusacell o cualquier otra empresa del mercado.

Una ventana de oportunidad para la eventual fusión Iusacell-Nextel significa que el regulador establezca nuevas reglas de tope de espectro, cuando decida la manera en que adjudicará las frecuencias de 30 MHz aún disponibles en la banda AWS y entonces el IFT se vea a modificar el parámetro de los topes de espectro.

La posición de Nextel como el cuarto operador del país y con el ARPU más alto, lo ubica como un candidato natural a ser absorbido por sus competidores o a que estos compren parte de sus activos. No obstante, un elemento regulatorio relevante en estos escenarios es el límite o tope de espectro por región. El anuncio de interés por los activos debe ser contrastado con el estado de tenencia de espectro de Nextel en cada región , expuso la consultora Telconomia en un informe.

Nextel también sufre en sus ingresos en México y ahora se apresta recuperar el terreno perdido con nuevas inversiones. Destinará 230 millones de dólares para el 2015 en este mercado.

La telefónica ingresó 6,707 millones de pesos en el primer trimestre del 2013 y 5,056 millones de pesos en el mismo lapso del 2014, y de ahí sus ingresos significaron 4,805 millones al cierre de junio pasado.

Algunas compañías han mostrado interés en comprar nuestros activos… Pero nuestro primer paso es recuperar la cuota de mercado que llegamos a tener… Nos va a llevar un buen tiempo, pero tenemos puesta toda nuestra energía en retener y lograr más clientes , dijo este lunes Salvador Álvarez, director general de Nextel México desde junio.

Telecomunicaciones: El obstáculo para Iusacell-Nextel

[email protected]

mfh