El Juzgado Letrado del Trabajo de la Capital de 6° Turno dictó este lunes una sentencia de primera instancia que señala que el exconductor uruguayo Esteban Queimada tenía una "relación de trabajo subordinado" con Uber y lo aleja de la visión de que es un "socio conductor".

"En efecto, esta (la empresa Uber en Uruguay) ejerce el poder de dirección sobre los mismos (los conductores) impartiéndoles órdenes o directivas, ya sea mediante el envío de correos electrónicos (...), dándoles instrucciones de cómo cumplir el servicio, protocolos acerca del trato a brindar a clientes, condiciones de higiene que debe tener el vehículo y sugerencias para hacer más ameno el viaje", señala el fallo.

Uruguay se convierte así en una nueva jurisdicción que determina que los conductores relacionados con la plataforma de movilidad Uber son empleados de la compañía y no "socios conductores", un concepto que ha permitido a la compañía evadir responsabilidades laborales.

La jueza responsable de la sentencia entiende que Uber tiene un actuar "típico de un patrón". Es decir, sanciona al empleado ya sea bloqueándolo de la aplicación cuando tiene algún incidente con el pasajero. Y también le premia la productividad cuando está bien puntuado.

 

Una consecuencia de este fallo es que Uber está obligado al pago del aguinaldo, licencia y salario vacacional, dijo Nicolás Pizzo, abogado de la parte demandante. El fallo establece que debe pagar lo generado en el periodo en que Esteban Queimada condujo para la aplicación (2016, 2017 y 2018). Y también explicita que si la relación continúa debe pagarlo "a futuro".

"Estímase parcialmente la demanda y en su mérito condénese a la parte demandada a abonarle al actor los rubros laborales individualizados", señala la sentencia a la que accedió El Observador, un medio de la Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE) a la que pertenece El Economista.

Uber podrá apelar la sentencia y, según comentó Nicolás Pizzo, en seis meses podría haber una sentencia denitiva.

 

Respuesta de Uber

La empresa estadounidense apelará esta decisión de la justicia uruguaya. "Lamentamos que en esta primera instancia el tribunal no haya reconocido la naturaleza comercial de la relación con el socio conductor", informó a través de un comunicado de prensa.

Agregó: "Son los mismos socios conductores quienes a través de encuestas, reuniones y conversaciones resaltan el valor de la flexibilidad y la autonomía como los principales atributos de manejar utilizando la app de Uber. (...) Continuaremos promoviendo y trabajando para que todos los socios conductores tengan la mejor experiencia".

La demanda

En febrero de 2019, Esteban Queimada, que también era el vocero de la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (ACUA), presentó un reclamo laboral ante la Justicia. La demanda señala que Uber vulnera sus derechos como trabajador al no reconocer su relación de dependencia con los que los choferes, al tratarlos "socios" del negocio y no empleados.

 

Según Esteban Queimada, Uber mantiene una relación de dependencia laboral "encubierta" con los choferes. También aseguró que Uber no es solo una empresa de tecnología, ya que fija las tarifas y el salario que perciben los conductores.

Uber, en tanto, manifestó ante la justicia que su papel es ser intermediario entre los conductores y los pasajeros y que por eso los considera “socios”. Según comentó Queimada, esto genera un precedente ya que otros choferes vienen siguiendo de cerca cómo se estaba desarrollando este hecho.