La Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) estimó que la generación solar distribuida que consiste en la instalación de páneles solares en los techos de hogares y comercios tiene un potencial de 6,000 megawatts que atraería inversiones de 150,000 millones de pesos en los próximos seis años, por lo que elaboró la Iniciativa de Generación Solar Distribuida que presentará este miércoles a las autoridades del país.

Según la Asolmex, la implementación de esta iniciativa permitirá una reducción de emisiones de 27 millones de toneladas de CO2, el ahorro de 27,000 millones de litros de agua, una inversión de 150,000 millones de pesos y la creación de 77,000 nuevos empleos representan el potencial en México del aprovechamiento de los techos solares en los próximos seis años.

La generación solar distribuida es una forma de producción propia de electricidad, cuya característica es que se realiza en el mismo sitio de su consumo, bajo ciertas disposiciones técnicas y normativas señaladas en la Ley de la Industria Eléctrica. En el marco de la reforma energética, la generación solar distribuida tiene el potencial de “democratizar” el acceso a la electricidad, aprovechando los techos de hogares, comercios e industrias en todo el país.

La incorporación de más de 6,000 megawatts de generación distribuida para el 2024 —que equivale a la electricidad necesaria para atender la demanda de 1.2 millones de hogares— tendría diversos beneficios económicos, ambientales y sociales. El enfoque del análisis se basó en tres elementos: entendimiento del marco regulatorio actual en México y dinámicas del mercado para la generación distribuida y baterías; una comparación del estado de otros países, tomando en cuenta mejores y peores prácticas, y el análisis costo-beneficio de una mayor instalación combinada con almacenamiento en el mercado nacional.

[email protected]