La primera subasta de largo plazo de adquisición eléctrica para el suministro básico contará con la participación de cerca de 30 empresas de generación solar fotovoltaica, calcula la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), luego del crecimiento de 100% de la capacidad de esta tecnología en un año, que en el 2015 cierra con 260 megawatts (mW) instalados en el país.

Carlos Flores Macías, vocero de la ANES, explicó en conferencia que entre las empresas que participarán hay por lo menos cinco de gran calado que evalúan sus posibilidades para ofrecer al suministrador básico la Comisión Federal de Electricidad (CFE) energía acumulada y potenciales proyectos de potencia, todos con emisión de certificados de energía limpia (CEL), aunque por la rapidez con que se construye un parque solar en comparación con otras tecnologías, como la geotermia o la eólica, su emisión de CEL irá aumentando fuera de las subastas hasta el 2018 en que entren en vigor estos instrumentos.

En el 2015 se instalaron 100 mW fotovoltaicos en México, con lo que se alcanza 0.4% de la capacidad eléctrica del país. Las inversiones realizadas superan los 200 millones de dólares y para el 2016 se espera un incremento de 200% en comparación con este año: se llegaría a 600 mW instalados en el país.

Eólicos dominarán subasta

Expertos de la industria solar esperan que la mayor participación en la primera subasta sea de proyectos eólicos para todos los productos, con una potencial participación de hasta 100 empresas en todas las tecnologías.

De las empresas que podrían participar, se espera que al menos 30 sean fotovoltaicas, no más de 10 geotérmicas; la CFE con sus grandes hidroeléctricas, y la nucleoeléctrica de Laguna Verde, menos de 10 pequeños hidroeléctricos y productores con biomasa, y el resto serán generadores con viento, de capital español, como Gamesa, Acciona e Iberdrola.

[email protected]