Los United Steelworkers (USW) pidieron a las autoridades mexicanas y canadienses que garanticen la integridad del recuento sindical programado para el 17 de septiembre en la mina San Rafael en Cosalá, Sinaloa, México, operada por la empresa minera canadiense Americas Gold and Silver.

“Exigimos un recuento libre y justo sin amenazas ni presiones por parte de la empresa”, dijo el director nacional canadiense del USW, Ken Neumann.

Los trabajadores de la mina detuvieron sus operaciones el 26 de enero, exigiendo mejoras de salud y seguridad y una votación para reemplazar el sindicato apoyado por la empresa con el Sindicato Nacional de Trabajadores Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de La República Mexicana (Los Mineros), dirigido por Napoleón Gómez Urrutia.

Argumentaron que luego de múltiples demoras, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en México fijó el recuento para este viernes 17 de septiembre. Sin embargo, la empresa canadiense ha acusado al sindicato de Los Mineros de “extorsión” y amenazado con terminar su inversión en la mina.

“Amenazar con cerrar el lugar de trabajo si los trabajadores eligen un sindicato que no les agrada claramente violaría las disposiciones laborales del T-MEC. Esperamos que el gobierno canadiense actúe enérgicamente si se producen tales violaciones”, dijo Neumann.

“Nos solidarizamos con los y las sindicalistas independientes mexicanos”, agregó.

Asimismo, sostuvo que el T-MEC mejora las perspectivas de la libre negociación colectiva. “Como nuestro sindicato ha dicho en repetidas ocasiones, la prueba está en la ejecución. El recuento sindical del viernes es una oportunidad para demostrar que las y los trabajadores ahora pueden ejercer sus derechos de manera libre y justa y sin amenazas o intimidación por parte de su empleador. ”

 

rrg