Tras el rechazo de la industria por participar en la segunda licitación para encontrarle un socio a Petróleos Mexicanos (Pemex) en un contrato de licencia de exploración y producción en aguas profundas del bloque Nobilis Maximino, el director general de la estatal petrolera, Carlos Treviño Medina, aseguró que en el 2018, lo que queda de la presente administración, se simplificarán estos procesos de farmouts, sin que ello signifique que se reducirán las expectativas.

“Estamos decididos a simplificar los procesos de farmouts, a seguir aprovechando la reforma energética y a mantener esta disciplina en el manejo de los recursos, yo creo que eso le ha brindado a Pemex un par de años muy positivos, cumpliendo metas”, dijo en reunión con medios. La semana pasada, el director general de Pemex aseguró que como parte de la continuidad de los planes que se venían desarrollando en la gestión de José Antonio González Anaya, quien fue nombrado secretario de Hacienda para ser sustituido por Treviño Medina, pretenden migrar entre 40 y 50 de las 237 asignaciones que le fueron otorgadas a la petrolera en la Ronda Cero a contratos del nuevo esquema, como licencias, producción o utilidad compartida.

En algunos de estos contratos Pemex trabajará solo, buscando mejorar el régimen fiscal que se le aplica, pero en otros buscará socios a través de licitaciones que conducirá la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con el fin de atraer capital, experiencia y tecnología sobre todo para recuperación mejorada de campos maduros, dijo.

“Llego con toda la energía para continuar con todo el programa que José Antonio González Anaya implantó en Pemex, todos estos cambios en la operación, manejo de presupuesto y cerramos con mucha expectativa hacia lo que viene el próximo año”, aseguró Treviño Medina.

PROYECCIÓN FINANCIERA

Al referirse a las mejora financieras en la estatal, el director general hizo hincapié en los avances del último año, ya que durante el último trimestre del 2016 y los dos primeros cuartos de este 2017 Pemex reportó ganancias: de 78, 38 y 33 millones de pesos, respectivamente, después de más de tres años con periodos en pérdidas. Sin embargo, el tercer trimestre nuevamente fue de pérdidas netas en el cierre financiero de la petrolera, que si bien redujo 40% sus pérdidas en comparación con el mismo periodo del año anterior, reportó una pérdida de 102 millones de pesos.

Finalmente, señaló que la continuidad también se ejercerá en torno a la relación con la Secretaría de Energía y la Secretaría de Hacienda, a pesar de que desde los cambios legales del 2014, Pemex goza de autonomía de gestión en términos legales. Sin embargo, como se explicó desde la aprobación de los cambios constitucionales y sus leyes complementarias y se retomó en el nombramiento de Treviño Medina hace dos semanas, tanto los titulares de Hacienda como de Energía cuentan con un puesto como propietarios en el Consejo de Administración de la petrolera, por lo que tienen voz y voto en materia de la actuación de la empresa en las políticas energética y recaudatoria del país.

[email protected]