La compañía alemana de tecnología Siemens abrió su nueva planta de controles industriales en Zapopan, Jalisco, a la que destinó una inversión inicial de 70 millones de pesos y que coadyuvará a generar unos 150 empleos, informó ProMéxico.

El organismo de la Secretaría de Economía explicó en un comunicado que estos empleos son adicionales a las 1,000 plazas de trabajo que la empresa alemana ya generó en la zona, con su planta de motores Nema, en la que invirtió 50 millones de dólares.

De las soluciones y componentes para la industria eléctrica que fabricará en la nueva planta, 70% irá al mercado de Estados Unidos y el resto al mercado interno.

En la inauguración, la presidenta y CEO de Siemens Mesoamérica, Louise K Goeser adelantó que la empresa reforzará su expansión en otras regiones del país con la apertura de una nueva planta de Apartarrayos (para la protección y control de sistemas contra sobretensiones eléctricas), y una nueva sede corporativa.

Sostuvo que con estas inversiones y la reciente inauguración de un Centro de Investigación y Desarrollo para la línea de Bajo Voltaje en Santa Catarina, Nuevo León, con inversión de más de 300 millones de pesos, Siemens inicia un año positivo y confirma su confianza en México.

El director general de ProMéxico, Carlos Guzmán Bofill, indicó a su vez que con la alianza Siemens-ProMéxico a través del modelo Alianza con Compañías Transnacionales, permitirá crear redes de valor que arrojan resultados concretos.

El año pasado este modelo permitió enlazar 29 proveedores mexicanos con Siemens, lo que representó ventas de aproximadamente siete millones de dólares para las empresas nacionales, y en lo que va de este 2012 la alianza ya arroja resultados de compra por dos millones de dólares.

APR