La japonesa Sharp Corp dijo que comprará el negocio de computadores personales de Toshiba Corp y que emitirá 1,800 millones de dólares en nuevas acciones para recomprar títulos preferenciales a bancos, lo que remarca una rápida recuperación bajo el control de Foxconn.

La adquisición del negocio de PCs por 36 millones de dólares marca un regreso de Sharp a un mercado del que salió hace ocho años, incluso si su costo comparativamente bajo deja al descubierto la desaceleración de la demanda en un mundo donde muchos consumidores gastan más dinero en sus teléfonos avanzados.

El fabricante de artículos electrónicos con sede en Osaka podrá usar la escala de su matriz Foxconn, el mayor manufacturero contratista del mundo, para producir PCs en forma más barata, al igual que ha hecho con los televisores.

"Foxconn es un fabricante contratista de PCs y tiene mucha pericia y capacidad de producción", comentó Hiromi Yamaguchi, analista senior de Euromonitor International. "Esta adquisición probará ser otro catalizador para más sinergias de Sharp y Foxconn", agregó.

Sharp dijo que se quedará con un 80.1% de participación en la unidad de PC de Toshiba el 1 de octubre y que mantendrá su marca Dynabook.

Toshiba, que lanzó el primer computador personal portátil en 1985, vendió 17.7 millones de PCs en su punto más álgido hace siete años, pero el año pasado esa cifra se redujo a sólo 1.4 millones de unidades.

Sharp —que fue comprada por Foxconn, conocida formalmente como Hon Hai Precision Industry Co Ltd, hace dos años— anotó su primera ganancia neta en cuatro años gracias en gran medida a recortes de costos, pero también a la red de ventas de Foxconn en China.

Las acciones de Sharp frenaron fuertes pérdidas tras la noticia sobre la emisión de acciones y cerraron con una baja de 4%, lo que le da un valor de mercado de 12,800 millones de dólares.

El atribulado conglomerado Toshiba vendió su negocio de televisión a Hisense y su negocio de línea blanca al grupo chino Midea en su búsqueda de fondos para cubrir miles de millones de dólares en pasivos derivados de su unidad nuclear estadounidense Westinghouse, que cayó en bancarrota.

La venta por 18,000 millones de dólares de su negocio de microprocesadores a un grupo liderado por la empresa de capital privado estadounidense Bain Capital fue completada la semana pasada. Toshiba tercerizó la producción de PCs hasta 2015 y actualmente los construye en su propia planta en China. 

erp