La Comisión Federal de Electricidad (CFE) se dividirá en al menos 24 empresas distintas a partir de marzo de este año, para las actividades que ha realizado de manera centralizada. Así, habrá empresas distintas para la transmisión, además de 16 firmas regionales de distribución, junto con una filial de comercialización de electricidad en el país, además de CFE Internacional para comercialización de combustibles en los mercados internacionales, una empresa responsable del suministro básico en los hogares y cuatro empresas estatales de generación de energía.

La Secretaría de Energía publicará el próximo lunes en el Diario Oficial de la Federación las disposiciones para esta escisión que fue ordenada desde la reforma constitucional del 2013 para la separación vertical por actividades de la industria eléctrica estatal nacional, así como de la CFE de manera horizontal, en unidades de negocio distintas que incluso competirán entre sí.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Sener, la separación vertical será en las actividades de redes, que son transmisión y distribución, junto con aquéllas en las que la CFE podrá participar en el mercado competitivo de compra-venta de energía, que son generación y comercialización.

Esta separación asegurará que todas las empresas de generación y de suministro a usuarios tengan acceso abierto a la Red Nacional de Transmisión y a las Redes Generales de Distribución. El acceso abierto es una condición clave para eliminar barreras a la instalación de nuevas centrales eléctricas , explicó la secretaría.

Asimismo, la secretaría requirió que la CFE constituya cuando menos cuatro empresas para realizar las actividades de generación con las centrales eléctricas de la CFE. La secretaría determinará la asignación de centrales eléctricas a cada empresa con el objetivo de asegurar que cada una pueda participar en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) sin detentar poder de mercado a nivel regional o nacional.

La distribución deberá realizarse con una unidad de negocio para cada una de las 16 divisiones de la CFE actualmente encargadas de prestar el Servicio Público de Distribución de Energía Eléctrica. Esa separación permitirá contar con información para realizar análisis comparativos de desempeño y eficiencia en las operaciones, y reconocer el nivel de desempeño de cada unidad de negocio.

Cada una de las empresas de la CFE tendrá un órgano de gobierno propio responsable de la administración de los recursos de cada empresa. Los directores de cada empresa serán nombrados por el director general de la CFE, según las disposiciones; además, las empresas no compartirán entre sí sus transacciones de mercado o información estratégica, a menos que sea información pública.

kgarcia@eleconomista.com.mx