La segunda subasta de largo plazo para adquisición de energía por parte de la subsidiaria de Suministro Básico de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cerró con 66 empresas precalificadas, 15 menos que en el primer proceso, pero dadas las condiciones de precios en México, el gobierno espera recibir hasta 38% más ofertas de venta de certificados de energía limpia (CEL) y electricidad constante, sobre todo de la industria fotovoltaica, que nuevamente no pretende ofertar potencia para las horas pico.

Entre las registradas, figuran empresas que ganaron en la subasta anterior, como la estadounidense SunPower y la italiana Enel, además de las que quedaron fuera tras la segunda evaluación de resultados, como Parque Eólico Reynosa III, Alten Energía y la española que entregó una oferta con errores, Gestamp, junto con otras como Unión Fenosa, Energía Sierra Juárez, Elecnor, Operadora Fénix (formada por el consorcio entre la portuguesa Mota-Engil y la cooperativa del Sindicato Mexicano de Electricistas) y la CFE representada por una de sus nuevas empresas de generación.

Dichas empresas enviarán el miércoles al Centro Nacional de Control de Energía -que conduce esta subasta- sus propuestas económicas para que el jueves a las 11 de la mañana, se transmita en vivo la evaluación que definirá preliminarmente a los ganadores, a menos que existan procesos de itineración si no se cumplen las expectativas de la CFE. Entonces se evaluarán las propuestas, con el fin de no incurrir en resultados falsos como ocurrió en el primer proceso y el 30 de septiembre se dará el fallo con los ganadores.

Esperan 38% más ofertas

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la expectativa del gobierno será conseguir hasta 38% más ofertas de venta que en la primera subasta, es decir, unas 290 propuestas para este proceso en que algunas empresas, como Iberdrola o Vega Solar, competirán con varias filiales.

Resultado de la primera subasta, se firmaron en julio pasado 18 contratos -11 solares y cinco eólicos- a 11 empresas que operarán a partir del 2018 durante 15 años plantas que se ubicarán en Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán, con una inversión de 2,600 millones de dólares.

Para la segunda subasta, la oferta de compra (demanda esperada) es 67% superior a la del primer proceso en energía y CEL y dado que quedó desierta la vez anterior, la CFE triplicó sus necesidades en potencia por la que ofrecerá 8.8 veces más.

Javier Romero, secretario de Asuntos Industriales de la Asociación Nacional de Energía Solar explicó a El Economista que la industria fotovoltaica espera nuevamente arrasar con las adjudicaciones en esta subasta, aunque otra vez no existen condiciones para competir en el rubro de potencia porque los fotovoltaicos generan energía sin almacenarla durante el día, fuera de los horarios de mayor demanda, lo que técnicamente impide que vendan este producto.

Estudio del World Energy Council

México, con la generación fotovoltaica más barata del mundo

Rumbo a la segunda subasta de energía de largo plazo y tras los resultados del primer proceso de este tipo en México, el informe Sistemas variables de integración de energía renovable: ¿cómo hacerlo bien? , publicado por el World Energy Council, reveló que México es oficialmente el país con las tarifas fotovoltaicas más competitivas del mundo.

El precio más bajo de la energía fotovoltaica fue alcanzado oficialmente por México con 35 dólares por megawatt-hora, seguido por Perú, con 58 dólares, y Sudáfrica, con 55 , detalla el informe, que consigna que de forma no oficial, los Emiratos Árabes Unidos podrían alcanzar un precio de 30 dólares en la construcción de una planta de 800 megawatts adjudicada en abril.

En lo que respecta de la energía eólica, el precio más barato se ubica en Marruecos, con una tarifa de 28 dólares por megawatt-hora, seguido por Perú, con un precio de 37 dólares, mientras que México está entre los siguientes cuatro países más competitivos, junto con Brasil, Egipto y Sudáfrica, con un rango de entre 40 y 49 dólares, resultados de la primera subasta de largo plazo de la CFE.

Por otra parte, el reporte Revolución Energética 2 , elaborado por Zachary Shahan, editor de Clean Technica y Planetsave y publicado por ABB, estima que México podría representar 29% del mercado eléctrico en América Latina para el 2016, convirtiéndose en el segundo productor más grande de la región, después de Brasil.

Ello, derivado de las inversiones en energías limpias, de las que incluso se espera una tasa de crecimiento anual de 71% del 2016 al 2020, lo cual es cerca del doble del porcentaje esperado para toda la región latinoamericana.

[email protected]