Ante los nulos avances en materia de estado de derecho, seguridad pública y competitividad en México, el sector privado se dijo insatisfecho con el sexenio de Felipe Calderón.

Es evidente que los avances no son suficientes como para sentirse satisfechos, sobre todo cuando contrastan de manera con las cuestiones pendientes y necesarias para estimular un mayor ritmo de avance de la actividad económica , refirió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo privado dijo que en tema fiscal, energético, empleo, crecimiento económico y seguridad seguirán siendo los grandes pendientes, como lo proclamaba Calderón durante su campaña política de hace seis años, y hoy siguen rezagados.

Felipe Calderón señalaba que una de las principales medidas para mejorar los niveles de competitividad de la economía mexicana era garantizar un Estado de Derecho y Seguridad Pública. Los avances fueron prácticamente nulos en estos temas si se considera el lugar en que estamos ubicados dentro de las evaluaciones internacionales relacionadas con estos temas , sostienen los analistas del sector privado.

Con el objetivo de tener un sector productivo competitivo y un mercado interno fortalecido, –hace seis años-- se proponían transformaciones en temas como el mercado laboral, el sector energético, el impulso a los pequeños y medianos empresarios, la modernización del gobierno, el sistema tributario y la reforma del sistema de pensiones del sector público.

Sin embargo, al cierre del sexenio, los resultados en muchos de estos asuntos no son los que se hubiesen querido y por lo tanto explican en parte la imposibilidad de un mayor dinamismo de la economía. Lo preocupante es que son temas que siguen en la mesa de discusión y pocos los consensos para hacerles frente.

Es claro que en materia de crecimiento económico y empleo los avances no fueron tan buenos como se pretendía. Si bien en los últimos 10 trimestres del año, el PIB reporta una tasa promedio de crecimiento superior a 4%, el dinamismo de todo el sexenio solo muestra un avance promedio de 2% por año, insuficiente para estimular una mayor contratación de las empresas , lamenta el CEESP.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

klm