Las ventas de automóviles nuevos en México al cierre del 2017 contabilizarán 1 millón 625,000 unidades, 23,000 vehículos menos respecto del monto pronosticado en abril pasado, que indicaba una venta de 1 millón 648,000 coches, en lo que constituye la segunda revisión a la baja en la predicción de ventas del año, luego de las caídas en ventas observadas durante los meses de junio, julio y agosto.

Este jueves, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) anunciará la nueva proyección de ventas para el 2017, que aún representa un avance de 1.5% respecto al cierre del 2016, debido a la desaceleración en la comercialización de vehículos nuevos. Durante los primeros ocho meses del año, los distribuidores han vendido 990,492 vehículos, esto es 3% menos de lo que se pronosticaba para dicho periodo, y fue equivalente a dejar de vender cerca de 31,000 unidades.

De acuerdo con la AMDA, la tendencia de desaceleración ha sido más profunda respecto del consenso previsto por la industria, pues el segmento de subcompactos, el de mayor aportación al volumen de ventas, acumula cifras planas respecto a igual periodo del 2016. El ajuste en el pronóstico será el segundo que aplica la industria en este año, ya que inicialmente estimaba la venta de 1 millón 665,492 unidades, pero impactaron negativamente factores como el alza en el precio del combustible, así como una mayor inflación y, por ende, el aumento en el objetivo de tasas de interés efectuado por el Banco de México.

En días pasados, Guillermo Rosales, director de la AMDA, explicó que, durante los dos años pasados, el crecimiento de las ventas internas fue inusual, por lo que la varible se enfrenta a una base de comparación muy elevada y fuera de la línea de la tendencia .

Abundó en que tener la venta promedio de 120,000 unidades mensuales es evidente que no puede considerarse como resultado desalentador, ni que genere alarma, es un ajuste en las tendencias del mercado. Durante el segundo semestre del 2014 hasta el 2016 influyó una conjunción de factores como el ajuste del mercado de autos importados, incremento en el crédito, mayor competencia, entre otros aspectos que incrementaron la demanda .

La desaceleración en las ventas ha provocado que la comercialización de subcompactos crezca apenas 0.1%, cuando en el 2016 creció 20.2%, mientras que la venta de compactos tenga un aumento de 0.1% contra 16% del año pasado. Estos dos segmentos representan 61% del total de ventas.

[email protected]