La firma de capital francés con 71 años en México, Schneider Electric, proyecta una inversión de más de 311 millones de pesos (17.3 millones de dólares) en el 2016, para realizar mejoras informáticas relacionadas con la atención al cliente y nuevas instalaciones, rumbo a la maduración del mercado eléctrico, que trae un incremento potencial de usuarios de sus productos.

Asimismo, planea lanzar 365 nuevos productos en el año, enfocados a la administración de energía, automatización de procesos y eficiencia, para los cerca de 700 clientes directos en el país, grandes usuarios de energía a quienes la firma administra sus instalaciones.

El incremento en el precio del dólar frente a casi todas las monedas, incluyendo el euro, sí ha tenido un impacto negativo en las ganancias de la firma, calculadas en 25,000 millones de euros anuales en todo el mundo, dijo el CEO de la firma en México, Enrique González Haas, en reunión con medios.

De estos ingresos globales, las ventas en México constituyen cerca de 5%, y dado que la mayor parte de los componentes para el ensamble de sus más de 20,000 soluciones es de importación, los costos de sus productos han crecido 5%, lo que obliga a la firma a aumentar sus inversiones en innovación. Ello incluye la apertura en el último trimestre del 2016 de una nueva planta en Nuevo León, donde ensamblará y dará acabados a diversos componentes que fabrica en el país.

Potencial en distribución

Alejandro Macías, vicepresidente de Servicios de la firma en México, detalló a El Economista que los cambios que se viven en el sector eléctrico del país les permitirán ofrecer sus soluciones a todos los nuevos participantes del mercado en el negocio de la distribución.

Nosotros estamos listos, tenemos ya todas las soluciones y productos que requiera cualquier usuario de baja tensión y el mercado sí representa una potencial ampliación de nuestra cartera de clientes, pero en buena medida, como hemos experimentado en otras regiones del mundo, es también una diversificación: cambia nuestro cliente pero nos sostenemos en un negocio (...) maduro , dijo.

Desde su perspectiva, el mercado de energía que inició la semana pasada en el segmento mayorista con la participación de un suministrador, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como representante de los grandes usuarios y la oferta de sólo dos generadores, uno de ellos la estatal eléctrica, con menos de 0.05% de la energía que se genera a nivel nacional es un enorme paso para la diversificación del negocio en el país y sin duda tomará algún tiempo para llegar a su madurez .

[email protected]