El titular de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF), Adrián del Mazo, dijo que luego de que fue autorizado el ingreso de transportistas mexicanos a Estados Unidos, previo registro, comenzarán a trabajar para que las autoridades de ese país reconozcan las revisiones físico-mecánicas que plantea la Norma Oficial Mexicana (NOM 026), que será publicada la siguiente semana en el Diario Oficial de la Federación.

En entrevista, comentó que a algunos empresarios del sector no les gusta mucho la revisión que tendrán que hacer cada 90 días, como lo establecen uno de los puntos a cumplir, que también fue fijado en el programa piloto. Incluso, para la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) los requerimientos son similares a los del programa anterior y generan un trato desigual para los transportistas.

Estamos avanzando para hacer más competitivo al sector. En un futuro se podrá eliminar este requisito (revisiones físico-mecánicas). Empezaremos a trabajar para que se reconozcan las condiciones de revisión de México, con la intención de que no se tengan que volver a hacer allá , comentó.

El funcionario refirió que, entre los puntos que deberán cumplir los transportistas interesados en cruzar la frontera, destaca la eliminación de los relacionados con los dispositivos de rastreo satelital y a los antecedentes de seguridad a cumplir en México, a niveles estatales y municipales. Con la intención de conocer el sentir del sector empresarial Del Mazo tendrá una reunión la siguiente semana con representantes de diferentes organizaciones.

Alianzas en puerta

El titular de la DGAF indicó que la apertura de la frontera a los transportistas es un logro que ayudará al país a posicionarse como la gran plataforma logística de América .

Se ha dado fin a un conflicto de varios años y se abren grandes oportunidades de negocio. El comercio de mercancías entre México y EU asciende a más de 500,000 millones de dólares anuales y 70% se realiza por vía terrestre. Eso nos da la dimensión de lo que significa la apertura , explicó.

Desde su óptica, el interés de las empresas por cruzar será por etapas y descartó aventurar alguna cifra para los siguientes meses, aunque previó que comiencen, en breve, a negociar alianzas entre transportistas de ambos países.

No tengo idea clara de los permisos que se solicitarán, pero será algo gradual porque había empresas que estaban escépticas en un principio con el programa, y algunas siguen así. Pero las serias, las formales, los hombres-camión serios que han hechos sus aplicaciones se las han ido otorgando y han hecho los cruces , agregó Del Mazo.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx