En el primer mes del año el desempleo en el país se colocó en un nivel de 5.05%, lo que representa que hay 2 millones 660,000 personas sin un puesto de trabajo. La tasa representó un repunte respecto de la observada en diciembre pasado (4.25%), aunque permaneció por debajo de la de enero del 2013 (5.42%), de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por sexo, la tasa de desempleo en los hombres disminuyó de 5.51% a 5.08% entre enero del 2013 y el mismo mes del 2014, y la de las mujeres descendió de 5.25% a 5.01% en el mismo lapso.

En el mes que se reporta, 23.6% de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron a 76.4 por ciento. Las cifras para la situación de subocupación fueron de 43.1% y de 56.9%, respectivamente.

El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, comentó que el mes de enero tiene un comportamiento similar cada año y la verdadera recuperación del empleo se dará a partir del mes de febrero.

EMPLEO PRECARIO GANA TERRENO

En tanto, José Luis de la Cruz, director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, comentó que aparentemente el desempleo disminuye, pero no se mide su calidad y es posible advertir que el tipo de empleo que gana terreno en el país es el precario, sin prestaciones sociales y con bajos salarios.

Lo que parecen estar reflejando las cifras es que hay mayor posibilidad de encontrar trabajo, pero la calidad del mismo es inferior a lo que se tenía en años previos, esto cuando se ve cómo la parte de (empleo) formal que tuvo en el arranque del año un desempeño desfavorable .

Aunque coincide con el secretario del Trabajo en que enero es un mes débil para la generación de empleo, indica que se puede observar un problema estructural: Independientemente de los efectos estacionales, es bajo, y la informalidad y precariedad del empleo siguen avanzando, tenemos cifras bajas y no es privativo de la parte estacional, esto se presenta desde hace varios años, es un aspecto que no se ha podido resolver para generar empleo de manera sistemática .

Asimismo, se espera que para el segundo semestre del año haya una recuperación y la tasa de desempleo sea inferior a 5%; y superar lo que se vivió en el mes de enero, que se caracterizó por una baja en las exportaciones, la producción de autos no tuvo repunte, además las ventas que reportó la ANTAD mostraron debilidad , agregó el especialista.

pmartinez@eleconomista.com.mx