Aunque se registra un avance en la adopción de políticas anticorrupción a nivel corporativo, las empresas con capital mexicano se ubicaron como las peor evaluadas dentro del Índice de Percepción de la Corrupción 2019, al compararlas con sus pares extranjeras en nuestro país, reveló Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, junto con Transparencia Mexicana.

Para evitar actos ilegales como soborno o lavado de dinero, no basta tener una legislación o un código de ética, hay que controlar la corrupción desde el interior de las compañías, afirmó.

Al presentar el informe Integridad Corporativa: 500 empresas más grandes de México, que elabora Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, en conjunto con Transparencia Mexicana, se destacó que cuatro empresas mexicanas (entre ellas Fresnillo, Gentera, Bimbo y Palacio de Hierro) figuran en el top 10 en políticas anticorrupción, con calificación de 98.04 puntos de 100.

No obstante, al evaluar las 500 empresas que operan en México, los corporativos de capital mexicano obtuvieron una calificación reprobatoria con 48.9 de 100 puntos; lo que significa que las empresas mexicanas se han sumado a una política anticorrupción, pero los compromisos y las prácticas de transparencia “aún no son una realidad”.

México es el peor evaluado en el índice de corrupción de los países que conforman la OCDE, lo que significa que “estamos perdiendo oportunidades de inversión y negocios”, afirmó Eduardo Bohórquez, director general de Transparencia Mexicana.

“Las que más pagan el costo son las familias, un hogar que gana el salario mínimo tiene que invertir 33% de su ingreso en mordidas. Los que pagan el costo más alto de la corrupción son los de abajo y éste es uno de los impuestos más regresivos que tenemos, porque si lo pagan las empresas, se traslada al consumidor”, sostuvo.

En el 2019, 128 empresas más cuentan con políticas de anticorrupción respecto a las que había en el 2018. Esto representa que en este año hubo un aumento de 16% respecto a las empresas que contaban con programa anticorrupción en el 2018.

Claudio X. González, presidente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, afirmó que las empresas mexicanas quedan a deber en cuanto a la transparencia. “Dentro de este índice de 500 empresas, las mexicanas tienen la calificación más baja que las internacionales y el promedio de mexicanas está en 40 y tantos, y eso lo tenemos que mejorar”. El índice toma en cuenta un sistema de denuncia, políticas de donaciones políticas, donaciones sociales y sanciones, y mecanismos de control de lavado de dinero.

[email protected]